Mujer joven

María Isabel de la Medalla de la Milagrosa Mañez Ordóñez vivía en la calle Santa Lucía, con sus padres y siete hermanos. La familia es conocida como “los Chaquetones”. Sus abuelos Antonio Ordóñez  y  Concepción Moreno son los padres de Francisca y María, las niñas que aparecen guardando las cabras en la famosa  foto de Juan Cabré en el Tajo de las Figuras. Uno de sus hermanos trabajo de guardia en ella hasta su muerte. La historia de la fotografía la contó la misma interesada.
Isabel estaba pintando en frente de su casa, en la pared del huerto de María “La Algareña” cuando pasó Jerome Mintz y le ofreció echarse una foto. Tenía 14 años. Lleva el jersey manchado de pintura en la manga, como se ve perfectamente en la fotografía y este se lo había hecho ella en un taller de costura en el que había trabajado. Isabel trabajaba cogiendo algodón, escardando maíz, en aquellas tareas del campo, que por primera vez, sea abrían al mercado laboral femenino por aquella época… Cuando no había trabajo ayudaba a su madre e iba al Chorro Grande con dos cántaros y un cubo para llenarlos de agua. Recuerda como la ropa de sus hermanos que trabajaban en el carbón la lavaban con jabón verde y un cepillo de esparto. Los juegos que más le gustaban era la cuerda y el tocadé. Isabel se casó con 20 años, emigrando a Valencia en 1976. Allí vive en la actualidad, desde hace cerca de 36 años. Ahora trabaja como cocinera profesional. Me sorprende el dato de que Isabel tuviera 14 años. No sé si hay alguna explicación racional, pero estoy convencido que en épocas de dependencia las personas maduran antes y parecen más mayores, lo mismo que en etapas de bonanzas la gente parece más joven de lo que es. Son muchas las fotografías de Mintz que en este camino de ida y vuelta, que han hecho recientemente sus fotos, han terminado en la comunidad valenciana. Es lógico pues una buena parte de la población, se calcula que un tercio, emigró a tierras valencianas en la década de los sesenta, dentro de ese proceso denominado crisis de la agricultura tradicional, que consistió en un éxodo masivo de la gente del campo a la ciudad. Isabel tiene familia en Casas Viejas y a través de ella se interesa por estas fotos suyas y por la obra de Mintz en general. Esta fotografía es una de las que siempre me ha gustado más de Mintz. A él también le gustaba, de hecho la incluyó dentro de las veinte fotografías que anexaba en el libro de Los anarquistas de Casas Viejas. La tituló: “Mujer joven(1970)”. Esta mujer que es un ejemplo paradigmático de la historia de Benalup-Casas Viejas, sus abuelos Antonio Ordóñez y Concepción Moreno eran sopacas vinieron de Monda y Algatocín, instalándose en el Tajo de las Figuras. Sus padres vivieron allí, hasta que se trasladaron al pueblo dentro del proceso general del éxodo rural de los sesenta. Isabel a su vez emigró a Valencia. El americano que pasaba grandes temporada aquí la fotografíó y se llevó su foto a Indiana. Luego volvió dentro del libro los anarquistas de Casas Viejas y más tarde en el lote general de fotos que la familia de Mintz nos regaló. La verdad que este pueblo está hecho a base de viajes.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV