headerphoto

Censura en el carnaval de 1933


Nunca agradeceré bastante a José Luis Gutiérrez  Molina que me envíe documentos relativos a los Sucesos. El de hoy trata sobre el carnaval de febrero de 1933 en la cuenca minera de Rio Tinto, Huelva. En escrito de 3 marzo de 1933 el jefe de la línea de la Guardia Civil de Nerva da cuenta de los incidentes ocurridos en el teatro. Dice así: “… con motivo de que en ocasión de celebrarse en el teatro de esta localidad en la noche del 24 del actual un concurso de murgas, de las nueve que figuraban en el mismo, dos de ellas las denominadas “Ustedes lo  dirán” de la Villa de Salvochea y otra denominada “Crítica del T.B.O.” de la barriada de esta villa denominada Atalaya, se permitieron cantar ambas coplas.
La primera alusiva a los sucesos de 10 de agosto (intento frustrado de golpe de estado de Sanjurjo en esa fecha en 1932), con injurias para la fuerza del Instituto y la segunda con coplas alusivas de Casas Viejas, en la que también se injuriaba a la fuerza del Cuerpo y de Asalto, vertiendo las frases de que los Guardias Civiles y de Asalto sacaban a los hombres de las casas y se les fusilaba, al suceder esto en el teatro que se encontraba repleto de público una parte pedían se repitieran las aludidas coplas, y otra protestaba de estos cantares y como se encontraba presente el Alcalde, éste prohibió continuaran cantando las susodichas coplas multando las  dos citadas comparsas con cincuenta pesetas cada una y prohibiendo su salida por la población durante los días de carnaval estando todo lo expuesto plenamente probado por el que suscribe en diligencias que al efecto instruyo; habiendo sido detenidos los directores de las citadas comparsas Antonio Silva, Francisco de 19 años, vecino de Salvochea e Hilario Lana Castro, de 37 años, vecino de Río Tinto, los cuales quedan en el Depósito Municipal de esta Villa a disposición de la Autoridad competente, a los fines que en justica procedan, cuyos individuos se les ocuparan libretos y copia de las coplas que se hacen referencia. Lo digo a V.S. a sus efectos. Sevilla 6 de Marzo de 1933.” El hecho de que  lo que se cantara fuera verdad "los Guardias Civiles y de Asalto sacaban a los hombres de las casas y se les fusilaba" no  fue óbice para que se prohibiera que siguieran cantando, que lo hicieran en su salida por la población o que ingresaran en la cárcel sus directores. Si eso paso en época de carnaval y en la Segunda República en pleno bienio, denominado progresista, nos podemos imaginar el grado de represión en torno a este tema sufrido en otras etapas y épocas. La anécdota refleja hasta que punto tuvieron repercusión los Sucesos, tanto en el espacio como en el tiempo. Como dijo Lucien Febvre "el pasado no es relevante en sí mismo, sino según los problemas que a través de él se quieran resolver".

0 comentarios: