IV.- Suárez Orellana. El proyecto socialista. Y 3

En ese contexto Azaña ha cumplido la promesa del Frente Popular y decreta la amnistía para todos los presos políticos. Este decreto  afecta a Curroestaca y Sopas. Estamos en el tercer altercado. Aunque todos los indicios apuntan a que Suárez era partidario de que este último se marchara del pueblo, medió para que su salida fuese  pacífica, obligándolo a irse a Jerez. Evidentemente, las viejas rencillas con los socialistas, los dominadores ahora de la escena política, están detrás de este tercer altercado, lo mismo que parece evidente la sumisión del alcalde pedáneo a los dictados del socialista. Igual que los dos anteriores, masas populares se movilizan y se enfrentan por cuestiones políticas.La tensión y el clima de enfrentamiento aumentan progresivamente.
Los propietarios, tremendamente irritados por los resultados electorales de febrero y por la reactivación de la Reforma Agraria del nuevo gobierno se rebelan  y no admiten asignaciones forzosas de trabajadores en sus fincas, por ejemplo. En un escrito del alcalde pedáneo José Franco, cuatro días después del conflicto con Sopas,  queda reflejado así: “Por el presente tengo el honor de comunicar a V.E. que en el día de hoy se me presentan 44 obreros de Doña Petra de la Riva ( los cuales tenía acomodados en su finca “Picazo” en virtud de la Ley de Laboreo forzoso) comunicándome los han despedido del trabajo sin hacer las labores que están mandadas. Como esto origina una grave alteración en el orden público debido a que estos obreros reclaman se les de trabajo, lo comunico a su V.E. para los efectos oportunos”. Otro ejemplo clarísimo se dio a raíz de que el propietario de la finca Los Charcones no les pagaba el sueldo estipulado a los obreros, demostrándose  la presencia de Suárez  imprescindible (“aquí si no está Suárez…”) para solucionar este tipo de situaciones. Como en el resto de la España republicana, también  derivaron muchos enfrentamientos y disputas hacia temas religiosos. En junio de 1933 el alcalde pedáneo, Baltasar Alcántara, comunica al de Medina que hubo algunos cánticos religiosos en la vía pública en un entierro católico autorizado,  ante tal hecho se presentaron protestas (¿José Suárez?). En junio del 36 tuvo lugar otro incidente grave de matiz religioso que  terminará con la dimisión del alcalde pedáneo . Las razones de esta renuncia, “y para que en el día de hoy 13 nombre a otra persona, pues yo no he de ocuparme de ello”, hay que buscarlas en el ambiente de preguerra que se vivía en Casas Viejas en junio del 36. El casus belli se produjo un día antes del escrito, el 11 de junio: la tradición popular cuenta que las hermanas Vela Barca iban con peineta y velo a misa el día del Corpus Christi. Francisco Vargas empezó a mofarse de las jovencitas y terminó quitándole el velo a Carmen Vela. Antonio Vela, el hermano, se abalanzó sobre él y le dio un puñetazo. Los amigos de Francisco Vargas Casas se organizaron para lincharlo e incluso  asaltar la casa de los Vela si fuese necesario. Pepe Suárez intervino, habló con la  Guardia Civil y  lo retuvieron en el cuartel por seguridad. Su madre, Ana Barca, decidió que la familia se trasladara a Medina (donde, al igual que  las “grandes” familias del pueblo, tenían su primera residencia) unos días hasta que se tranquilizara el ambiente. Las fuentes escritas confirman el incidente y aparece en el sumario de Francisco Vargas en las declaraciones de Antonio Vela Barca. Hemos narrado el cuarto altercado de los que nos han servido como hilo argumental de nuestro relato. Esta tensión social entre  propietarios de las tierras y jornaleros, que como en otros lugares establecieron sus frentes en posiciones religiosas radicalmente contrapuestas, estallaría un mes más tarde en forma de conflicto armado civil, concretamente el 17 de julio de 1936.
En la fotografía Suárez Orellana con su familia

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV