headerphoto

García Márquez en el Soldado. Y 2

A esa famosa comida en la que participó García Márquez y Felipe González entre otros se han referido los distintos periódicos, por ejemplo el Diario el Mundo el 5-4-2010: “El presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña, no quiso dejar pasar la ocasión para recordar cuando Teresa le sirvió su afamado arroz con pollo a todo un Nobel como Gabriel García Márquez. Entonces, el escritor visitó la venta acompañado por Felipe González, además de otros socialistas, que convirtieron a El Soldao en su punto de encuentro gastronómico en la comarca jandeña”.
O la Voz de Cádiz el 5-12-2009Buena cuenta de ello han dado personajes como el Premio Nóbel Gabriel García Márquez o el ex presidente del Gobierno Felipe González, entre otros muchos”.  O el blog Cosas de comer: “la mítica venta de Los Badalejos donde se sirve el arroz con pollo más famoso de la provincia y donde hasta metió los deos, porque el guiso lo merece, el escritor Gabriel García Márquez, un día que fue invitado a probar el singular guiso por el entonces presidente del Gobierno, Felipe González”. Tampoco, como casi todas las cosas relacionadas con esta tierra y con la política, ha faltado la polémica. Pepe en Contreras en su blog decía lo siguiente: “Situada en la carretera que une Medina con Benalup, en el kilómetro 4, en la pedanía San José del Malcocinado, sus mesas han visto a pasar a Paquirri y Pantoja en sus años dorados, a María del Monte y, sobre todo, esa comida histórica: Felipe González le pidió a González Cabaña que le dijera un lugar para agasajar al premio Nobel Gabriel García Márquez. Fue un éxito rotundo. "Se comían el pollo con las manos -recuerda Teresa- y me dijo Felipe González que así era como mejor sabía la comida. Se chupaban los dedos”. En un comentario a esta entrada Selva Otero puntualizaba: “ Y yo les recuerdo que quien trajo al Nobel a Cádiz y a comer a la venta El Soldado fue Rafael Román. Y me consta”. En el libro de Rafael Román Crónica de una generación, coloca esta comida como de uno de los siete momentos más importantes de su vida política. Dice así: “ En la Venta El Soldao de los Badalejos y, el día antes en el restaurante El Faro de Cádiz, tuvimos la suerte mi mujer, Teresa Torres, y yo de asistir embelesados a un encuentro entre Felipe González y Gabriel García Márquez acompañados de sus esposas Carmen Romero y Mercedes Barcha. Le había pedido a Carmen romero que viniera a Cádiz García Márquez y ella se movilizó para conseguirlo. García Márquez está saturado de recibir invitaciones de todo tipo, desde festivales de cine a premios y doctorados honoris causa, desde encuentros de escritores a coloquios y seminarios de literatura. Por eso tenía tanto mérito los esfuerzos de Carmen y que añadiera a Felipe para la misma ocasión… No he vuelto a estar en mi vida con dos personas más subyugantes, tampoco con dos seres que, desde su altura, se quisieran y se respetaran tanto”.
La fotografía es del citado libro de Rafael Román.

0 comentarios: