headerphoto

Adios a Fernandín

Fernandín de portero, junto a Pepe Candón, Juan "El gato", "Quetehundo", José Montes de Oca "Oca", "Tardío", Francisco Cozar "Currito el de Eulogia". Abajo Simón, Luís Torrijas, Ricardo Rodríguez "Ricardín", José Luís González "Maravillas" y Manuel Gallardo "El Chispas". El entrenador era Currito el de Eulogia y la directiva la componían Miguel Román como presidente, Juan Bancalero Miceas, como Vicepresidente y Manuel Guillén como tesorero.
Hoy ha muerto Fernando Romero, más conocido como Fernandín, el Tejero. Fernandín es de esos personajes que marcan época, que se entienden con  y que son protagonistas de ella. Los últimos cincuenta años de Benalup-Casas Viejas no se comprenden sin este jornalero,  albañil, tejero, peón, empresario, encargado de obras... como tantos otros benalupenses,  que aparece en todas las manifestaciones populares. No estamos hablando de ningún líder económico, social o político, tampoco de un personaje proveniente de las élites económicas o sociales,  sino de un personaje popular que participa en las dos manifestaciones más castizas y emblemáticas de estos últimos cincuenta años y que por tanto marcan su vida cotidiana. Nos referimos al fútbol-fútbol sala y al carnaval. Desde esos dos ámbitos tiene relación con fenómenos como el deporte, la cultura, la política o la vida social. Es la fuerza de la participación, la colaboración, el hacer grupo y piña la que le da la centralidad que estoy comentando. Ya desde muy pequeño empieza su contacto con el fútbol. Hay una foto de 1966 donde aparece de portero,  Junto a Ricardín fueron por aquella época  a probar con el Xerez, pero la carencia de medios de aquella época no hizo posible que triunfaran en el difícil mundo del fútbol. Pero va a hacer en la transición democrática, a finales de los setenta y principio de los ochenta cuando la participación de Fernandín en la vida social y cultural benalupense llega a cotas altísimas.
En la concurrida imagen se encuentran Juan “Fogarín”, un jovencísimo “Fernandín”, “El Pirri”, Enrique Pavón, Juan Castellet, “Zoquete”, por delante de otros muchos.

Como la represión que sufríó Casas Viejas en el franquismo fue de tan grandes proporciones, la transición trajo aires de libertad, de creación, de participación...Fue la época del resurgimiento del carnaval, de la creación del concurso de cante Casas Viejas o de la reactivación del proceso de segregación. Si la participación popular, si al dinamismo ciudadano, si a la colaboración, a la creación, a la socialización…, al empuje de aquella etapa hubiera que ponerle cara y nombre el de Fernandín sería uno de los candidatos más idóneos. En 1978 aparece la famosa pintada de “Casas Viejas independiente ya” Al socaire de esa pintada, Fernandín va a inscribir a su equipo en el primer maratón y le dice a Juan Moncayo que quiere llamarlo "Casas Viejas Independiente, ya", como la pintada. El bueno de Juan lo convece de que retire el "ya". El Casas Viejas Independiente es, en la actualidad, el equipo con más solera y prestigio del marathón y la liga de fútbol sala. Fernandín, era el prototipo de benalupense que se apunta a un bombardeo. Había coordinado y participado muy activamente en el equipo de fútbol, era de los carnavaleros de pro y liderando a un grupo de amigos se dispuso a apuntarse al Maratón. De hecho el Casas Viejas Indepediente es la comparsa los Segaores metida a jugar a fútbol sala, pero ya Fernandín actúa de jugador de campo, no de portero como en sus inicios. Fernandín forma parte de la memoria colectiva. Cuando se habla del fútbol de antes, siempre aparece su nombre. Manolo Guillén  en el pregón del maratón de 1996 decía  “Disfrutábamos con los regates de Pepe Melón, la seguirdad defensiva de Grimaldi, la fuerza y la potencia de Machote, la zurda de Maía... y nos mirábamos en el espejo del entorno, encontrándonos con ese portezazo que era Fernandín, el pundonor de Ricardín, la clase de Juan Vela y Cazorla, el amor propio de Simón, la colocación de Sebastián, la astucia de Gabriel...”. Esta fuerza de lo popular que simboliza Fernandín además de en la fundación del equipo con más solera del fútbol sala, como es el Casas Viejas, lo vemos también en otros acontecimientos como puede ser los colores de la bandera benalupense. Parece ser que la equipación del C.D. Benalup se decidió tras un partido del Palmeiras en el trofeo Carranza. Fernando Romero, Fernandín y sus amigos así lo decidieron. El rojo y el verde del equipo brasileño se trasladó a la ropa del equipo de fútbol y de ahí a la bandera y al escudo. Después se le dio una interpretación más poética y bucólica que no es incompatible con sus precedentes futboleros.

Si importante fue la presencia de Fernandín el mundo del fútbol de aquellos años de la transición, no lo fue menos en el recuperado carnaval tras la prohibición y desaparición en la dictadura franquista. Ya hemos hablado de su participación en los Segaores y habría que señalar su liderazgo en otras como en la comparsa Primavera de 1982 cuyo Popurrí nombraba a todos sus componentes: “Antoñero por aquí/el Redondo por allá/y el Paquirri cantará/El Maia no ve ná/con la leche la tajá/porque la tiene mortal./Y el Pepino a la guitara/que se la toca una jarta/para que cante una alegría/el Farañaco y Aguilar./El Luis redoblará/y Junquera le dará/el ritmo de carnaval/Fernandín se moverá/y Marin le tocará/la guitarra sin parar./Y el Cazorla con Cristito/con Alonsete y Calcetín/son los que cantan para ustedes/este sencillo popurrit"

Su participación en el carnaval ha continuado hasta la actualidad. En 1993 nos los encontramos por ejemplo en los mosquitos de la Janda,  o en el 2012 el Ayuntamiento le hace un homenaje por su aportación al carnaval benalupense. En 2011, la asociación los amigos de Mintz necesitábamos que un grupo de viejos carnavaleros acompañaran a Carla en su pregón de carnaval. Fue Fernandín quien nos sirvió de nexo de uníón y de alma del proyecto. Necesitábamos alguien que tirara del carro y lo llevará a buen puerto. Eso lo hacía a la perfección Fernando Romero y fue lo que hizo en ese caso. En resumen, es Fernandín un personaje popular que representa la idiosincrasia y características del Benalup-Casas Viejas de los últimos cincuenta años. El carnaval, la construcción, el fútbol sala, la fuerza de lo popular, la necesidad de participar y aportar, el estar.... son elementos que simbolizan a muchos benalupenses. Fernando Romero, Fernandín, el Tejero, era uno de esos. Hoy ha muerto, mi más sentido pésame a su familia.


1 comentarios:

ANTONIO MORENO dijo...

Me ha sorprendido la triste noticia al entrar en tu blog; tal y como se narra en el post, Fernandín es un icono en la historia de Benalup, de un extremo a otro de la misma: gran jugador del
Benalup, (lo recuerdo en sus tiempos de gloria en el equipo), constructor (mi casa fue construida bajo su dirección) y, sobre todo, excelente y buena persona. Mi mas sentido pésame a todos sus familiares y amigos.