El guarda del Tajo de las Figuras

En 1942 se mantiene la preocupación por la seguridad de esta cueva. El ministerio pide a Cesar Pemán que le facilite el nombre de un guarda y la viuda de José Espina lo hace, además de recordarle el problema de la escalera. Es muy interesante la mención expresa que hace Cesar al marido de Nicolasa “trasladaré su informe a Madrid diciendo que procede de las personas que más interés y atención han mostrado por aquel monumento”. Recordar que estas pinturas se conocían desde tiempos antiguos y que se le atribuía su origen a los “moros”, de hecho el nombre del lugar “Tajo de las Figuras” es anterior a su “descubrimiento”.
De su puesta en conocimiento de las autoridades oportunas va a ser gran protagonista José Espina, médico de la localidad, que valiéndose de la amistad que le unía a otro médico, en este caso de Medina  prepara una excursión en abril de 1913 con el académico y sacerdote gaditano Victorio Molina“Mi amigo el doctor gaditano D. Rafael Bernal (médico de Medina y en 1915 presidente de la junta local que coordina la construcción de la Iglesia del pueblo), se proponía pasar temporada en aquel lugar, á 18 km. de Medina, de quien depende, y convine en acompañarle el tiempo suficiente para realizar una excursión á la referida cueva” (Victorio Molina). Hasta los años sesenta no se nombrará un guarda. El hermano del elegido lo cuenta así: “Un día de principio de los sesenta, una pareja de guardias civiles llegó a mi casa, el casarón de la foto y se llevó al cuartel a mi padre. En mi casa nos quedamos muy preocupados. Cuando volvió mi padre contó que le habían dicho que hacía falta meter un guarda que cuidara de las pinturas y que habían pensado en él, porque vivía allí. Entonces mi padre delegó en mi hermano, en su hijo mayor, Andrés Mañez Ordóñez, que fue guarda de las cuevas del Tajo de las Figuras hasta que murió hace unos años”
Decía el Diario de Cádiz con fecha de 3-6-2011, en crónica firmada por la periodista Virginia León:” Una escalera de poca estabilidad y la falta de adecentamiento del acceso a la zona parecen ser los obstáculos que impiden al público disfrutar de este magnífico exponente del arte rupestre. Así lo decidió la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en octubre de 2008 y así lo confirman desde la oficina de turismo de Benalup vía telefónica, desde donde informan que el Tajo de las Figuras no es visitable por "motivos de seguridad a la hora de acceder a la cueva, ya que la escalera que existe es demasiado vertical e inestable. Además, la entrada tampoco está muy bien adecentada. Así que la Junta lo cerró", señalan.
La cuestión es si la concesión de este distintivo otorgado en Cantabria la semana pasada desde el primer Foro Internacional del Itinerario Cultural Caminos de Arte Rupestre Prehistórico servirá para darle el empujón que merece este exquisito manjar artístico que legaron nuestros antepasados”.
Parece que los deseos de la periodista no se cumplieron. El año que viene se celebra el cien aniversario del descubrimiento oficial de la cueva del Tajo de las Figuras. Buena ocasión para reconocerle el valor que unánimente se le asigna, se reabra de nuevo y se solucione el problema de la escalera, que ya aparecía en esta carta de 1942. De paso colocamos nuestro bien patrimonial más preciado en el lugar donde ya llevan cien años intentándolo y no se consigue.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5