headerphoto

Francisco Estudillo Orellana. Del anarquismo al socialismo. 4

Finalizando la Guerra Civil Paco Estudillo se encuentra en una situación difícil y por eso decide buscar a su tío José Suárez Orellana. Su tío Pepe Suárez era un político importante de la época, con muy buenos contactos. Pero al igual que él estaba en el bando perdedor. Así cuenta Suárez Orellana en sus memorias no publicadas el final de la guerra y su paso por los campos de concentración con su sobrino Paco el de la luz: “ Cuando llegué al muelle, iba acompañado por un sobrino mío, llamado Paco Estudillo, y éste hacía de escudero mío, porque con sus dieciocho años, le hacía inquieto y observador, y lo que era más, como corría el muelle infinidad de veces al día, me traía noticias de todo lo que ocurrían en distintos sitios; se hacía de amistades, y yo sin moverme estaba al día de todo lo que ocurría, que casi todas eran desagradables.
Pero en fin los dos reunidos nos animábamos más y compartíamos nuestras penas y pasábamos el tiempo haciendo comentarios, que después resultaban ser castillos en el aire, y como tal no nos derrumbaban, y empezamos de nuevo, y así hasta el final de la tragedia. El como era más joven soportaba menos el hambre, y esto le hacía fuese más inquieto, y tratarse de buscar alimentos. Algunas veces conseguía algo, y lo compartíamos entre los dos… El sobrino y yo, empezamos a correr con el fin de integrarnos en medio de aquella masa humana, con el fin de salvar la vida unas horas más. Buscamos nuevo alojamiento en el hotel que le pusimos el de los Almendros. Este nombre se lo pusimos porque era un campo con muchos almendros… Nos disponíamos a pasar la noche en espera de nuevos acontecimientos. Deseábamos fuese de día para poder contemplar mejor aquel panorama y ver lo que el destino nos tenía reservado. Mi sobrino, creo que durmió bien, porque a esa edad el sueño lo domina a uno, pero pasé toda la noche embelesado y con los ojos abiertos como las liebres, por lo que pudiera ocurrir. Cuando amaneció y se pudo ver aquel espectáculo tan inhumano y desmoralizador, parecía que no estábamos en este mundo, aquel era otro distinto, aquel era un humilladero, vergonzante y triste al que nos había sometido unos hombres ambiciosos de mando y de dinero… Mi sobrino empieza sus indagaciones recorriendo cuanto pudo con el fin de ver si encontraba algunas personas conocidas y al mismo tiempo adquirir noticias. Me decía que por todos los alrededores del campo, estaban llegando constantemente mujeres con agua para dar de beber a los que podían, porque allí en aquel hotel no había ni agua para beber, ni comida, ni water, ni nada, estábamos peor que si fuéramos animales”.
María Luisa Fernández, sobrina también de Pepe Suárez dice  que “los dos discutían mucho. Paco era más anarquista, más radical, mientras que Pepe era más socialista, más moderado”. Suárez lo confiesa en sus memorias cuando escribe refiriéndose a su sobrino: “Con ese ímpetu, propio de la edad, que le hacía ver las cosas de distinta manera que yo”. O Paco Estudillo declara sobre los Sucesos en Diario 16 que: “Del mismo modo, tengo que decir que fue un motín coordinado y pensado, no un acto espontáneo ni manipulado, como dicen los socialistas. Reconozco que hubo algún elemento que hizo traición, pero no fue una manipulación derechista contra la República”.  En clara referencia a la teoría  socialista sobre la utilización de los anarquista contra la República por parte de la derecha que siempre había mantenido su tío y que tantas discusiones habían tenido en torno a ella. No obstante, como dice María Luisa: “Tío y sobrino, discutían mucho, pero también se querían bastante. En la última etapa Paco Estudillo se portó muy bien con Pepe Suárez. Pasaba mucho tiempo con el, se encargaba de que no le faltara nada, lo mimaba…”
La llegada de la transición y de la democracia permite volver a la actividad pública a Paco Estudillo. Dice el citado suplemento sobre el 50 aniversario de los Sucesos en 1983 que ”Estudillo, que se dedica ahora a la caza y a tareas de radioaficionado en Barbate”, pero lo cierto es que hacía más cosas. Públicamente su actividad la dirigió a dos ámbitos, el de colaborar con la recuperación de la memoria histórica, el de otorgarle dignidad a los perdedores en la Guerra Civil y a la extensión e implantación del Partido Socialista Obrero Español.

0 comentarios: