headerphoto

Tirilla y la Guardia Civil. 2

El testigo Fernando Lago
La declaración del testigo Juan Sánchez Lozano ya presenta algunas novedades. “ quien al enterarse quien lo había hecho y nombrarlo por su apodo respondió el Moreno Barberán su nombre y apellidos diciéndole el Sargento alias “Tirilla” respondiéndole el otro otra vez con su nombre y apellidos diciéndole entonces el Sargento “tu lo que eres es un cochino, borrachín”, respondiéndole el Moreno Barberán “Cochino, borrachín usted” y como el Sargento ya se dirigía a la puerta se volvió para decirle “me voy a volver y te voy a partir la cara” respondiéndole el Barberán “a mi porque” y como en ese momento entraba el guardia Barragán procedieron a su detención…”.
La versión de “Tirilla” coincide con la de este último testigo: “ … el tabernero invitó al Sargento a que viera el busto, contestando el Sargento sin mirar el busto “cosas del Tirilla” a lo cual el que narra contestó que el se llamaba Manuel Moreno Barberán, reproduciendo el Sargento otra vez el apodo y añadiendo “tu no tienes vergüenza” contestándole el que narra que él era un hombre honrado, saliendo en aquel momento el guardia Barragán diciéndole que le estaba faltando a su Sargento pegándole en aquel momento el guardia Barragán y diciéndole que se viniera preso con él y con el sargento, diciéndole el que narra  que iría preso cuando antes lo llevasen al alcalde ” a lo cual la pareja se oponía diciendo que a la cárcel primero, llevándoselo entonces arrastrado al Depósito, que allí lo dejaron. Al verse solo y como el quería a todo trance ver al alcalde violentó la puerta del Depósito haciendo saltar la cerradura y se marchó dirigiéndose a casa del alcalde y antes de llegar cerca de la puerta lo detuvieron el guardia García…Y cuando se dirigían al Depósito se le acercó la mujer del Sargento diciéndole al que narra le iba a buscar una ruina haciendo como para arañarle….Que una vez llegado al Depósito volvió a marcharse presentándose en el Juzgado de Instrucción donde le dijeron que no era asunto de la incumbencia del Juzgado y que viera al Jefe de la Línea como así intento hacerlo no pudiéndolo conseguir porque al preguntar a paisanos le dijeron que dicho Oficial había salido yéndose a casa de un zapatero donde fue detenido sobre la diez y treinta del día de hoy.  Preguntado si sus convecinos le conocen y llaman por el apodo de Tirilla, dijo que si que sus amigos son los que él permite que le digan el apodo, si bien esto del apodo es muy corriente entre sus convecinos. Preguntado como le disgustó tanto que el Sargento lo nombrase por el apodo dijo: que como cuando lo detuvo, anteriormente lo llamó Tirilla y además que al Sargento que no lo considera amigo suyo, no se lo consentía. Preguntado si se encontraba embriagado cuando se desarrollaron los hechos, dijo que embriagado no sólo un poco alegre por haber tomado unas copas con unos amigos”.
La declaración de Fernando Lago Gutiérrez y Juan Rodríguez Guillén, Sopas, coincide con la del imputado y con la del testigo Juan Sánchez Lozano. Dice Sopas: “Cuando el sargento llamó por primera vez al referido individuo Tirilla y este le contestó que se llamaba Manuel Moreno Barberán, el repetido Sargento volvía a repetirle alias Tirilla. Diciéndole entonces a este el repetido Sargento que tu lo que eres es un cochino, sinvergüenza y te voy a partir la cara, a lo que contestó el Barberán con que sinvergüenza usted y a mi por que me va a pegar”. 

0 comentarios: