La Segunda República en Casas Viejas. Juan Rodríguez Guillén, el poder de la gente de campo. Y 2

Mintz cuenta los detalles del alboroto. “Un grupo de trabajadores protestó enfrente de la oficina del alcalde y la guardia civil del pueblo acudió a restablecer el orden. Por pocos minutos hubo una amenaza de una confrontación violenta, hasta que llegó el Padre Gallardo… Fue él quien controló la situación, evitando la violencia”. Suárez Orellana también tiene una versión distinta del incidente. “En las elecciones del 31 los anarquistas presentan una candidatura con todos los nombres de militantes de extrema derecha y sólo uno que venía puesto en el último, que era Ramón Franco, que era según ellos, anarquista. Se lanzaron a la calle a votar y consiguieron que ganara la candidatura monárquica. Menos mal que el Alcalde de Medina Sidonia se presentó y dio el pucherazo, como se lo llama en política y consiguió desbaratar aquel engaño”.
Hemos asistido al primer altercado, en nuestro relato aparecerán tres más. A los seis días del incidente, Sopas hace oficial su salida presentando la dimisión. El  escrito, lleno de faltas de ortografía, como otros muchos de sus rivales políticos, refleja claramente su procedencia social: “Al señor Precidente del Excelenticimo Ayuntamiento de Medina Sidonia. Por no poder atender el cargo que ejerzo de consejal en ese Ayuntamiento por tener que desatender mi negocio del cual vibo le envio mi dimisión, rogandole que lo aga precente a todo los demas que componen la junta. Gracia que no dudo alcanzar de su magnanimo corazon culla vida guarde Dios mucho años. Firmado Juan Rodriguez” Pero Juan Sopas no se retiró de la política activa, sino que viró hacia tendencias anarquistas, a cuya organización, sin ser  miembro nato, aconsejaba.   El adversario político presentaría dos meses más  tarde también la dimisión como alcalde pedáneo: “Como esta Aldea está agregada a Medina donde su Alcalde radical Sr. Butrón por ser yo afiliado a la UGT se oponía a todo cuanto yo proponía en beneficio de dicha aldea tuve necesidad por no hacer más el ridículo que dimitir de la Alcaldía que me fue aceptada” (Memorias de Suárez Orellana no publicadas). Suárez no estaba dispuesto a hacer de mera comparsa. Además, hay que contextualizar este hecho en un momento en que el Ayuntamiento asidonense presta poca atención a Casas Viejas, a lo que se unen su enfrentamiento con la mayoría radical de Medina y la estrategia de este partido de favorecer a la central anarquista en detrimento de la UGT, cuyo máximo dirigente en la práctica era José Suárez. Tras su renuncia, el alcalde de Medina recurrió de nuevo a Baltasar Alcántara Serrano. En diciembre Suárez se enfrenta a Baltasar al defender a los jornaleros, en contra de los intereses de los propietarios. Suárez Orellana aprovecha su puesto de concejal en Medina y denuncia a Antonio Vela acusándole de  haberse apropiado de una cantera en terrenos del antiguo ejido comunal. Ante esta escalada de enfrentamientos,  Alcántara dimite siendo nombrado alcalde pedáneo el concejal por el partido radical, Juan Bascuñana Estudillo, el 29 de febrero de 1932.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV