headerphoto

Los vinateros. Y 2

Hay un ventorrillo en el Tajo
como lo sabemos todos
que para distraer a los clientes
tiene un televisor
una noche entró un vecino
que por allí iba pasando
a ver una corrida de toros
que estaban televisando,
con mucha tranquilidad
entró el hombre y se sentó
y justo había una gallina
y encima se le cagó.
Cuando el hombre se dio cuenta
más ligero que un ciclón
cogió la puerta
enseguía se la quitó
y la llevaba en la mano
fue y le dijo a su señora
mira lo que me ha pasao
cuando llegó a su casa
decía aquel obrero
que parecía la chaqueta
el palo de un gallinero
su esposa cuando le vio aquello
al mario le contestó
si la chaqueta está sucia
esa no la lavo yo
ella se puso furiosa
le repitió a su mario
que te lave la chaqueta
el amo del ventorrillo.

La copla me parece todo un magnífico retrato de la época. Recordemos 1967. En la inmensa mayoría de las casas de la gente de Benalup no había televisor, así que los benalupenses se acercaban al bar que tuviera tele para ver algún acontecimiento de su agrado, algo similar a como pasa hoy con el fútbol de pago. El segundo elemento que me llama la atención es la existencia de gallinas en el bar, con tan mala fortuna que una fue hacer sus necesidades encima del hombre que había entrado a ver la corrida de toros. El tercero no es exclusivo de aquellos tiempos, estando todavía presente en muchos hogares. La estricta separación del ámbito público y privado, hacía que el lavado de la ropa fuera una tarea exclusiva de la mujer. En ese ámbito privado su dominio era absoluto y por ello el miedo de nuestro personaje con los excrementos de la gallina y la reacción de la esposa, culpando al dueño del bar de lo ocurrido. El cuarto es la misma temática de la copla. Nada profundo, ni trascendental. Simplemente un suceso que había ocurrido en una sociedad cerrada y pequeña, donde todos se enteran de todo, y al murgista le pareció tan interesante como para sacar el hecho en carnaval. Se trata de un carnaval de pueblo que relata los acontecimientos cotidiano del año, lo que pasa, lo que ocurre en el pueblo, por eso su comparación con un diario. Ese tipo de carnaval sí se ha perdido y ha sido sustituido por otro más grandilocuente y general, imitando al carnaval de Cádiz capital.

0 comentarios: