La apropiación de las vías pecuarias. Y 3

Hasta tal punto la apropiación de terrenos públicos era una acción común que un concejal denuncia el hecho en el pleno. Dice así el acta de17-8-1931:” Expone el Sr. Sánchez Galindo que, según sus noticias, existen algunas vías pecuarias que se encuentran totalmente cerradas y otras que no tienen la anchura necesaria, y pide que se restablezcan, que se pongan edictos, haciéndolo saber al público e invitando a los que las tengan detentadas para que las devuelvan , asimismo que algunas de estas vías tienen aprovechamientos forestales, que deben pertenecer al Ayuntamiento, y solicita que se pidan estos productos a quienes los hayan disfrutado”.
El Ayuntamiento estaba de acuerdo con lo propuesto, pero como otras veces, con escaso éxito práctico. Así lo podemos comprobar en acta de 23-11-1931:”Por el Sr. Alcalde se expuso que le había sido denunciado por los colonos y dueños de los Molinos del pago de Benalup de este término que por Don Vicente Romero Quintana colono del cortijo de Benalup no se respetaba las instrucciones de esta Alcadía. Que le había ordenado levantara la alambrada establecida en la colada segunda de Benalup (vulgo carril de Añacalero) cuya colada había sido marcada a principio del presente año por orden de este Ayuntamiento. La Corporación acordó que por la Comisión de Policía Rural actual se proceda a restablecer la mencionada colada de Benalup en la forma que se indica en el inventario de servidumbres de este término”. Con la crisis del sector agrario tradicional a partir de los años sesenta las agresiones a los terrenos públicos se agravaron hasta el punto de hacer  peligrar su integridad futura. En la actualidad todo ese tramo de vías pecuarias que se hablan en estos documentos han desaparecido y pertenecen a propiedad individual. Es necesario defender el rico patrimonio pecuario que pese a lo usurpado, todavía nos queda.  Hasta tal punto es así que la presencia de vías pecuarias actuales y otras que lo fueron constituye un elemento integrador y diferenciador de esta zona, como exponente de su pasado, sus costumbres y formas de vida tradicionales, que proporcionan identidad cultural, histórica y en última instancia paisajística. Estamos ante la vieja batalla de lo privado contra lo público, que siempre gana el primero. El espacio público debería ser protegido de los intereses de sectores que buscan aprovecharlo en beneficio propio. Decía Rousseau que :” La propiedad privada y el derecho han creado un abismo entre dos "clases" jerárquicamente diferenciadas entre sí: la clase de los propietarios, de los poderosos y de los amos, frente a la clase de los no propietarios, pobres y esclavos”. Esa misma diferencia veo yo entre la usurpación de terrenos públicos para chozas o para grandes propiedades agrarias.
En la fotografía aérea de 1956 se observa como Benalup seguía siendo en esa época una encrucijada de vías pecuarias.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV