headerphoto

Informe sobre el Tajo de las Figuras. 1

Me he encontrado en el archivo municipal de Medina un informe del alcalde de Medina sobre las cuevas del Tajo de las Figuras. Iba dirigido al delegado de Cultura. Está firmado con fecha de 20 de enero de 1966. Para entenderlo es necesario contextualizarlo. En 1966 había ciertas expectativas de que se fomentara el turismo de la zona con el atractivo que suponían estas cuevas. De hecho muchos extranjeros venían a visitar las cuevas.
"Los Bancalero" barberos de la calle San Juan o "los Mañez" que vivían en Tajo de las Figuras, entre otros, hacían de guías improvisados. Un mes después de este escrito salía en carnaval una agrupación que precisamente se llamaba “Los turistas del Figuras” prueba de este incipiente turismo. El informe describe y valora el patrimonio, terminando con una relación, la parte más importante de él, de acciones que serían necesarias realizar para poder poner en valor este importante patrimonio histórico. Dice así: “ Según afirman Don Juan Cabré y Don Eduardo Hernández-Pacheco, correspondiente de la Real Academia de la Historia el primero, y Catedrático de Geología de la Universidad de Madrid, el segundo, en su muy interesante trabajo titulado “Avance al Estudio de las Pinturas Prehistóricas del Sur de España”(Laguna de la Janda), publicado por el Instituto Nacional de Ciencias Físico-Naturales en el año 1914, la estación de arte rupestre más importante por el número, calidad y diversidad de épocas, de todos los que conocemos en el Sur de España, es el conocido por el “Tajo de las Figuras”.
En el extremo Sur de la Sierra de las Momias, donde se corta por la depresión transversal del arroyo Celemín, afluente del Barbate, se eleva un risco o peñón en el que, a causa de una falla, existe un tajo o acantilado a pico dando frente al S.S.O.
Al pie del tajo hay un amontonamiento de grandes peñascos de arenisca, formando áspero talud, que desciende hasta un bosquecillo y matorral de alcornoques y lentiscos entre los que brota una fuente.
En la pared del tajo, a una altura de cuatro metros sobre el talud de grandes piedras se abre la boca de la cueva del Tajo de las Figuras, que penetra en la roca.
El acceso a la cueva es difícil, siendo preciso utilizar una escalera para poder llegar hasta ella. Presenta un amplio vestíbulo que da entrada a un recinto pequeño, que por su forma recuerda un ábside románico. El piso de la cueva ofrece una pendiente resbaladiza de unos treinta y cinco grados al exterior.
A más altura, en el peñón de la Cueva de las Figuras, si bien no en el tajo, sino en la pendiente meridional del risco y cerca de la cumbre, hay otra pequeña cueva o mejor, abrigo, en el cual las acciones de la intemperie ha labrado caprichoso arco muy tendido que sirve de entrada a un recinto descubierto a modo de atrio, en cuyo derredor existe una especie de galería cubierta cuyas paredes están decoradas con pinturas; a esta cueva se le conoce con el nombre de Cueva del Arco.
En lo más alto del cerro, y coronando la cumbre hallase un grupo de bellísimas construcciones naturales, formando cúpulas perforadas por caprichosos ventanales y con arcadas pintorescas. En una de las cavidades, en la más inferior, y resguardada de la intemperie hay también figuras parietales. Al conjunto de construcciones naturales, entre las que está la cueva con pinturas, se le llama “Cuevas Cimeras”, por ocupar la cima del risco.
Aunque no forma parte del peñón del Tajo de las Figuras, del que dista solo un centenar de metros, dando vista al arroyo de los Pilancones, y con su boca al Oriente, existe otra cueva llamada del Tesoro. Destaca sobre el gris amarillento de la pared, un dibujo que puede interpretarse como un falo...
El calco de la foto es el que se adjunta en el informe.

0 comentarios: