Comienza el maratón

A todos nos alegra que desde el jueves al domingo el casco histórico del pueblo esté repleto de personas que juegan al futbito en la Alameda o vienen a presenciar como lo hacen sus familiares o amigos. Es la fiesta de la participación, original y característica de Benalup-Casas Viejas.El maratón apareció en 1979 en pleno proceso de transición y cuando toda la participación popular y todas las energías que se habían reprimido en el franquismo se destapan con la fuerza de todo lo que ha sido sometido a altas presiones. Fue la época del resurgimiento del carnaval, de la creación del concurso de cante Casas Viejas o de la reactivación del proceso de segregación. El alcalde pedáneo era Jose Luís Pérez Ruiz, Santo.

En esos tiempos, el mejor lugar para jugar al fútbol era la Alameda, aunque no estuvieran de acuerdo los municipales, puesto que era un lugar público y más de una vez rompían las farolas de la Alameda, y cristales de algún vecino “importante”. Pero, como la carencia agudiza el ingenio, se establecían guardias entres los mismos jugadores que avisaban de la presencia de los policías municipales. Las dimensiones de la plaza eran muy reducidas, por lo que jugaban cinco contra cinco, y los apodos que utilizaban eran de futbolistas famosos de aquella época (Pelé, Eusebio, Rexach, Sardua, VosKó). El primer maratón fue creado por Paco del Horno, a la cabeza, ayudado por Manolo González (“Capita”), y un nutrido grupo de colaboradores, con ocho equipos que empezaba el sábado y acababa el domingo por la mañana. Pronto se incorporarían al equipo organizativo Moncayo, Manolo Guillén, José Coca, etc. Para ello, tuvieron que pedir permiso a los vecinos cercanos a la plaza, no todos firmaron. No obstante, en una ocasión, el alcalde de Medina; Agustín de la Flor, acudió al Maratón para suspenderlo, respondiendo al requerimiento de un vecino, pero la gran participación popular hizo al alcalde optar por tomarse una cerveza y cambiar de parecer.En un acta capitular del Ayuntamiento de Medina del 30-7-1982 se puede leer: “Por último protesta por la autorización concedida para celebrar la competición de futbito en la Plaza de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, manifestando que, al no haberse comentado el asunto con anterioridad, no se debería haber autorizado en razón a las molestias causadas a los vecinos. A la vista de ello solicita que se declare por la Alcadía a la citada plaza como campo oficial de futbito… Don Antonio Orellana solicitó de la Presidencia el que se levantase la sesión, ante las tonterías que se estaban oyendo…”
 La primera edición se celebró en 1979, enfrentándose en la final la Cueva contra el Casas Viejas (memorable y polémica la eliminatoria entre el Socobe y el Casas Viejas). El premio otorgado al equipo ganador fue un cántaro de vino, que lo bebieron en la casa del pueblo a eso de las doce de la mañana. “Al principio fueron ocho equipos y el Maratón solo duró un día (desde el sábado a las nueve de la mañana hasta el domingo por la noche, sin contar la madrugada)”. La memoria colectiva popular recuerda que cada equipo tenía que poner veinte duros que se invertían en pagar los cristales rotos que el maratón producía. Todo el mundo resalta los escasos medios de que disponían los organizadores, como: el sorteo en “parbulitos”, las redes de pescar de Barbate, y como en vez de calzonas usaban bermudas playeras... Este año según informa el Patronato Municipal de Deportes a través de la página web del Ayuntamiento han sido 125 equipos los que se han inscrito, estableciéndose el record. Cifra máxima que estaba en 117 el 2003 coincidiendo con el 25 aniversario del evento. La cifra total de jugadores/as alcanza los 1103, abarcando edades comprendidas entre 2 y sesenta años. Si a estos datos le unimos las otras formas de participar en el maratón que no es la de jugar, podemos concluir que todo el pueblo participa, en la final puede haber más de mil quinientos espectadores. El maratón es esa fiesta popular, que empezó en la Transición, al hilo de la llegada de la libertad política, con el trabajo de unos pocos, que luego fueron unos muchos, sin apoyo institucional y con la oposición de algún poder fáctico. Hoy está organizado y apoyado por diversas instituciones municipales y forma parte de la idiosincrasia del pueblo.
La foto es del maratón de 1983

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Estimado Salus, leyendo con interes esta entrada, te comento algun dato para los jartibles del marathon, para empezar y sin animo de poder equivocarme, tanto el sorteo en parbulitos, como la redes de Barbate, fueron una evolución de mediados de los ochenta, y el sorteo como tal comenzo en los 90. Aunque fue a partir de 1994 cuando contando con Cepero iniciamos el caminar de lo que hoy es el Sorteo del Marathón. Ahh, y si Apple nacio en un garaje, la revista el punterazo nacio en una cocina un viernes de cervecita. Por cierto el primer trofeo de campeón de dimensiones considerables lo compramos con la inscripción de los equipos en 1992. Y como anecdota te puedo decir, que fuimos a una tienda de deportes de San Fernando en Bahia Sur y poco menos que nos echaron de la tienda, porque los que ibamos a comprarlo teniamos pinta de playeros (Alex, Antonio Casas ("fogata") y Ramon Davila "Balilla"), y no de organizadores. Al final compramos el trofeo en Deportes Romero, el dinero lo llevavamos en una bolsa de plastico, y si no recuerdo mal costo catorce o quince mil pesetas o algo así. En el año 1993 adoptamos el trofeo que se ha mantenido en la actualidad.

Un saludo.

MANUEL JOSE MOGUEL
Salustiano Gutiérrez Baena ha dicho que…
Gracias Moguel, inclúyeme en uno de los jartibles del maratón. Me encanta conocer todos esos datos y anécdotas. Si alguien quiere aportar más datos y anécdotas se lo agradecería.
Salustiano Gutiérrez Baena ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV