headerphoto

La selectividad

Esto es un blog que se hace desde la historia de Casas Viejas, pero fundamentalmente es una bitácora personal. Al que  lo escribe le apetece hacerlo hoy sobre los resultados de selectividad de los alumnos del IES Casas Viejas. La verdad es que estoy más contento que un marrano en un charco (por eso de que los cerdos no sudan y necesitan el agua para refrescarse y de ahí viene la prohibición islámica de comer marrano).
En lo personal he tenido un año malo, pero este final ha sido apoteósico, estupendo. A nivel general, los resultados han sido muy buenos, ya que superan la prueba más del 86% de los presentados. Pero ese dato con ser importante no me parece el más, de hecho seguramente hay muchos institutos que nos superan en el número de aprobados sobre los presentados. La clave para mí está, no en el número de aptos, sino en el número de presentados sobre los matriculados en septiembre en 2º de Bachillerato. Y ahí superamos el 60% dato que como siempre nos situará a la cabeza provincial en esta variable. Pero además hay más datos positivos. Hay algunos alumnos que han aprobado y había dudas sobre ello y eso es muy positivo, porque tienen la puerta abierta para continuar sus estudios. Hay un caso especial, que ha llegado al Bachillerato después de cursar PCPI que nos tiene que servir de ejemplo de para lo que sirve la educación, para aprender y superarnos. Las palabras conmueven, que este alumno haya aprobado selectividad nos debería arrastrar.  Es decir, que hemos hecho realidad una de las funciones más importantes de un centro educativo como el nuestro que es conseguir que el mayor número posible de alumnos/as pueda continuar sus estudios universitarios, lo que llaman los especialistas la equidad. Pero además luego esta la otra componente, la excelencia. Pues tenemos cuatro alumnos que han superado el 8 sobre 10 en la nota final de selectividad y ¡4! el 9. En los veinte años que llevo aquí no recuerdo una promoción que haya obtenido tan buenas calificaciones en selectividad. Felicitar, por tanto, a todos los alumnos y sus familias (que nos lo merecemos) que han aprobado la selectividad en junio, a los demás recordarle que ahí está septiembre. Pero no puedo terminar este artículo sin reconocer la labor de unos profesores que hacen posible este milagro de que los alumnos del Casas Viejas compatibilicen raíces con alas. En estos momentos de recortes y de ataque a la escuela pública los resultados de hoy constituyen un argumento de primera mano en su defensa. Sé de lo que hablo en primera persona. Me siento muy satisfecho, en lo personal, de que mi hija haya estudiado en un centro público y los resultados materiales y espirituales obtenidos. No conozco un centro mejor donde pasar la adolescencia y prepararse para el futuro que el IES Casas Viejas (será porque es el último centro en el que trabajo). Quiero agradecerle especialmente a todos los profesores que han hecho posible que mi hija obtenga tan buenos resultados. Pero dicen que no importan las razones, sino las obras que son amores.

0 comentarios: