headerphoto

El Tesorillo


En la fotografía de finales de los sesenta vemos un plano general del Tesorillo. En las afueras del pueblo tanto aquí, como en Paternilla, como en el Tajo la gente aprovechaba los padrones, caminos públicos, para construirse su choza. En el Tesorillo, el menos estable de los tres “arrabales” y el único que no ha evolucionado a suelo urbano vivían unas seis o siete familias. Como se aprecia las parcelas están valladas con palos de caña y divididas por parcelas de familias diferentes.
La primera parcela correspondía a la familia Barberán. Las condiciones de vida en estas chozas no eran buenas, sobre todo por el peligro de las inundaciones en invierno y los fuertes vientos de levante en verano. El agua que aparece en la esquina derecha nos habla de ese riesgo a las inundaciones. No es casualidad que muchos se trasladaran al Tajo a vivir y la gran mayoría terminara emigrando a Valencia. Este plano general del Tesorillo tomado por Mintz responde a su intento de reflejar una forma y unas condiciones de vida. Aunque aparece una oveja, un hombre que va hacia el pueblo y una mujer con dos hijos lo relevante es el plano general. La fotografía está realizada desde la salida del pueblo, al inicio de la cuesta que conduce a la mesa baja. Esa posición en altura le permite mostrar a Mintz como en la salida del pueblo, en un arrabal se ha formado una pequeña comunidad donde viven seis o siete familias en chozas, divididas en parcelas y cercadas con cañas. Al fondo Isla Verde y las sierras del Parque de los Alcornocales. Ante este tipo de fotografías resulta fácil responder a la pregunta de esta serie. ¿Qué fotografió Mintz?. A un profesor de antropología de la Universidad de Indianapolis es lógico que le resultara digno de ser fotografiado este conjunto de chozas. Sobre todo si tenemos en cuenta que provenía de un entorno urbano y tan desarrollado como el estadounidense. La fotografía sería para él una manera de constatar, de retener, de conservar para la posterioridad todo ese mundo tan original y extraño para él. Gracias a esto hoy podemos conocer esa forma de poblamiento y de vida. Sin estas fotografías ahora no existiría de la forma que lo hace un mundo que era el predominante hace poco más de cuarenta años.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Salu.
A todos los que nos gusta nuestro pueblo nos encanta conocer más de su historia.