Cochinos en la huerta de Ricardito

En sus largas estancias en el pueblo era habitual que Jerome Mintz pasara parte del día en las huertas con las personas que allí trabajaban. Por eso abundan las fotos con miembros de la familia Grimaldi o de la huerta de Ricardito como aparece en esta fotografía.
Dentro de la economía de pseudo subsistencia que todavía se podía encontrar en el Benalup de finales de los sesenta, la huerta no sólo servía para producir productos hortofrutícolas, también como dehesa, donde se criaban cerdos.

En la fotografía, además del dueño de la huerta, Ricardo Marín, aparece Juan Pinto, uno de los mejores amigos y confidentes de El Americano. Ricardo tiene una vara larga en la mano que la utiliza para derriba bellotas del alcornoque que son uno de los principales alimentos de estos cerdos.
«Del marrano, de la cabeza al rabo» dice un refrán popular. Y nada más cierto pues rara es la parte de su cuerpo que no es utilizada por los humanos. Del cerdos hasta los andares, dice otro refrán. En la fotografía aparecen dos tipos de cerdos; el ibérico y el inglés.
El cerdo Ibérico proporcionaba buenos jamones y paletillas (fuera del alcance de la mayoría de la población) carne fresca, embutidos y tocino, primordial en la dieta del pobre. Pero el consumo de tocino se va perdiendo a favor de la carne. Por tanto, el cerdo Ibérico empieza a cruzarse con otras razas extranjeras, como la blanca y negra que aparece en primer término, de origen inglés, la raza Saddleback.
Se obtiene así menos tocino, más carne magra y mayor resistencia a la enfermedad que acababa cada año con muchos cerdos Ibéricos: La Peste Porcina

Comentarios

rubi ha dicho que…
Excelente persona, buena de verdad.Para nosotros como si fueran familia. Increíble su mujer, Isabel Mena, muy inteligente , con una memoria increible, daba gusto hablar con ella, era un pozo de conocimiento. Y su hijo "Juanito" que heredó el arte culinario paterno, cuando guisaba el olor imoregnaba toda la calle.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5