Presentación en Cádiz del Caso Casas Viejas

Asistí ayer a la presentación del libro de Tano Ramos El caso Casas Viejas. Crónica de una insidia. El acto tuvo lugar en el salón de actos de la Biblioteca Provincial, una sala completamente llena de público, en el que había unos pocos benalupenses, entre ellos los concejales Isabel Coronil y Sebastián Sánchez, hecho que me gustó. 
Los protagonistas del acto fueron Pedro Ingelmo, que coordinó la presentación del acto, el teniente  coronel de la Guardia Civil e historiador Jesús Núñez, el profesor Diego Caro y el autor Tano Ramos, que terminó su intervención comentando la presencia en la sala de Soledad López, Juan Gutiérrez y Julio Ramos, los hijos Andrés López Gálvez, Juan Gutiérrez y Julio Ramos Hermoso, tres de los principales  protagonistas del caso Casas Viejas, además de Azaña, el personaje principal. Aunque en el libro si se hace no se habló del niño, en aquella época, Salvador del Río Barberán, uno de los protagonistas del juicio.
El prestigioso historiador y teniente coronel de la Guardia Civil, Jesús Núñez centró su intervención, al igual que otras veces que lo he escuchado, en el papel de víctimas de los guardias civiles que fueron atacados y en la no intervención de la Guardia Civil en la “razzia” que se llevó a cabo en Casas Viejas.
Diego Caro, en un tono eminentemente didáctico, hizo un recorrido sobre los libros que se han escrito sobre los Sucesos. Empezó por los escritos durante la II República, continuó con los hechos durante el franquismo, para detenerse especialmente en los libros publicados en la etapa actual democrática. En este sentido centró su intervención en el libro de Mintz “el libro fundamental de los Sucesos” del cual destacó su papel personal en la publicación en español. Mientras que hablaba de eso yo me acordaba de cómo el libro llegó en inglés a Casas Viejas y Ricardo, el del bar, hizo de enlace para que llegará hasta Diputación, donde Diego, como diputado de Cultura concluyó las gestiones para su publicación. Después tras algunas referencias a los Diarios robados de Azaña, los libros de Gutiérrez Molina, Brey o la Tierra concluyó su intervención hablando del libro de Tano Ramos. Diego elogio el Caso de Casas Viejas y como ha contado con fuentes, como el sumario que proporcionó Soledad López, que otros historiadores que han tratado el tema no han tenido acceso a ellas. Diego  Caro dijo que el libro era la historia de una frase ”Tiros a la barriga”, del papel de la prensa en el affaire, de lo barato que sale en España el falso testimonio y de la historias personales de los principales protagonistas para Tano Ramos.
Seguidamente tomo la palabra el periodista asturiano que leyó su intervención. Comentó que habían sido cuatro años de duro trabajo y como el azar y la constancia de su compañera Lola Lozano le llevaron a presentarse al premio Comillas. Luego se centró en los tres grandes protagonistas de su libro (incluyendo además el “malo” de la película Capitán Rojas); Manuel Azaña, Juan Gutiérrez y López Gálvez. A Manuel Azaña fueron dedicados los mayores elogios de la noche. Tano contó como fue con su compañera al cementerio de Montauban a visitar su tumba. En ese momento seguí confirmando los distintos puntos de vista que caben y se toman de los Sucesos. Recordé que hace unas semanas estuvieron en Benalup familia de los Seisdedos que residen en San Fernando y que ellos, al igual que otros familiares, le daban mucha importancia a que en ese cementerio francés reposan a escasos metros los restos de Azaña y de María Cruz, la hija de Seisdedos y la madre de María la Libertaria. Le tocó el turno a Juan Gutiérrez, guardia civil que salvó a dos casasviejeños y que luego fue asesinado en la Guerra Civil en Setenil por anarquistas, según afirman, venidos de Málaga. Yo pensé que no se daban los nombres de los dos que consiguieron salvar la vida gracias a la intervención de Juan Gutiérrez; Salvador Barberán Romero, el maestro Pini, el de la anécdota de la camisa (tenía una sóla camisa, se acostó para que se la lavaran y se la quitaron cuando estaba tendida al sol, el dijo que el que se la habría llevado le haría más falta que a él) y a José Rodríguez Calvente. Luego se detuvo Tano Ramos en el abogado defensor de la acusación particular López Gálvez. En este tercer protagonista positivo dedicó grandes esfuerzos en su investigación y contó como gracias a la colaboración de su hija Soledad, que se encontraba en la sala, había tenido acceso a una parte del sumario que ningún investigador había podido hacerlo. López Gálvez era el abogado de algunas familias de las victimas de Casas Viejas, gracias a José Luis Gutiérrez Molina me entero del nombre de ellas; María Cruz Gutiérrez, la madre de María y Catalina, viuda de  Juan Silva; Salvador Barberán Romero, hijo del anciano Antonio Barberán Castellet y María Toro Pérez, madre de José Utrera Toro. Tras la mención a la presencia en la sala ya mencionada de los hijos de parte de los protagonistas del libro concluyó Tano su intervención. Para mí lo mejor de la noche el final, lo tenía muy pensado y estructurado. Terminó con una mención del abogado de la acusación particular en su alegato final en el juicio a los campesinos de Casas Viejas. López Gálvez recurre a una  copla popular: “madrecita mía, me paso la noche contemplando las estrellas sin encontrar la mía; ¿será que he nacido sin ella?”. Finalizó deseando que nosotros encontráramos nuestra estrella. Terminado el acto fue el tiempo del saludo entre los muchos conocidos que había en el acto. Me gustó mucho el acto. Seguro que el de septiembre, cuando posiblemente se presente el libro en Benalup-Casas Viejas, también sea tan emotivo y sencillo como este. Aquí, seguramente,  se hablará largo y tendido sobre los campesinos de Casas Viejas, aquellos que nacieron sin estrella.

Julio Ramos, Juan Guitérrez y Soledad López Navarro, hijos de tres de los protagonistas de la obra.Las dos fotos son del Diario de Cádiz

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV