La historia de San Jose de Malcocinado. 1.- EL COMIENZO. Por Carlos Sánchez Velázquez


Esta fotografía es muy peculiar. Al principio del trabajo hago mención a unas iniciales muy famosas en todo el pueblo. Si observamos con detenimiento esta foto podremos apreciar como las piedras están colocadas de tal manera en el suelo, que forman dos iniciales enlazadas YM (yeguada militar). Estas letras se encuentran hoy en día en el patio de la casa de un vecino.
Carlos Sánchez Velázquez fue un antiguo alumno mío con el que todavía mantengo excelentes relaciones. En el curso de unas investigaciones sobre la Yeguada me llegó este trabajo que él realizó para la asignatura de Historia de España dentro de la carrera de periodismo. Le he pedido el perceptivo permiso y voy a publicarlo en cinco entradas en este blog.

“El trabajo que voy a llevar a cabo está basado en sendas entrevistas realizadas por mí a tres habitantes de mi pueblo. El objetivo primordial es dar a conocer los orígenes y la historia de San José de Malcocinado a través de las voces que mejor lo conocen. Las vivencias de estás tres personas me servirán para elaborar a modo de intrahistoria un reportaje desde lo que antaño fuera, a lo que es hoy en día este pueblo (o aldea) de la provincia de Cádiz…
Al principio aquí sólo había carrascas, pero mi pare me dijo que en 1926 llegó aquí un grupo grande de militares de los de la dictadura que arrasó con gran parte de los matorrales, se quedaron aquí y formaron una yeguada militar”. Así comenzaba la entrevista que realicé a Antonio sobre la historia de mi pueblo. Él  nació el 7 de febrero de 1940, “en la época del hambre” me dijo. Me explicó que Malcocinado era una tierra vasta donde predominaban las arbustos, excepto en ciertos lugares húmedos por la presencia de un manantial. En la dictadura de Primo de Rivera un grupo de soldados se instalaron y construyeron unas cuantas casas y cuadras para los caballos. “Mi casa es una cuadra de caballos que estaba en ruinas y la reformé”, afirmaba Miguel. Nacido el 3 de marzo de 1927, y a sus 73 años, Miguel, conserva una memoria increíble y me contaba con total nitidez pasajes de su vida vinculada totalmente al pueblo.   
Con la llegada de la Segunda República y al ver que las yeguas no se criaban de buena manera, los soldados se fueron y dejaron las tierras libres. Algunas huellas se conservan todavía de su paso por Malcocinado. El primero y más presente día a día fue el nombre. Muy poca gente conoce al pueblo por su verdadero nombre San José de Malcocinado, la inmensa mayoría lo llaman La Yeguada, en recuerdo a la antigua yeguada militar.
Otra huella que se conserva es la particular entrada al pueblo que no es otra cosa que la entrada original a la finca donde estaban los soldados, así como las ya famosas siglas YM (yeguada militar) que se encuentran inscritas en el  suelo del patio de la casa de un vecino.
La  imagen muestra la entrada del pueblo. Como ya dije en el trabajo, esta peculiar entrada no es otra cosa que la cancela a través de la que se accedía a la yeguada militar.

Comentarios

Juan Fco. ha dicho que…
Seguiré con gran interés el relato sobre la Yeguada, mi Macondo particular, como yo la llamo.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV