Un pueblo y un centro muy especiales

Este es el texto que he leído yo en el acto conmemorativo del 25 aniversario del IES Casas Viejas:
"Los que me conocen saben que no es de mi agrado subirme a un estrado como este y hablar en público, pero en una ocasión como esta en la que celebramos el 25 aniversario no podía dejar de hacerlo. Mucho he meditado sobre el sentido de mi intervención y al final he decidió que la voy a centrar en la trascendencia de este Centro. Me dijo una vez Antonio Torralba, insigne Inspector, que la creación del IES Casas Viejas era lo más importante que le había pasado al pueblo en su historia. Aquella información me produjo cierta perplejidad, era como un secreto que , quizás por pudor o modestia, no me atrevía a darle demasiada publicidad.


 Llevo veinte años en el centro y veo como cada periodo de cuatro, al principio, y ahora seis, el alumnado se va renovando. Los profesores también vienen, se quedan un tiempo y luego, muchos, a sus pesar,  abandonan el centro y son sustituidos por otros. En el sociograma de las jerarquías, a veces unos han mandado más que otros y otras veces han sido otros los que han tenido más protagonismo que unos. Pero, siempre, siempre, las personas pasan y el IES permanece.  Y son ya 25 años de persistencia. Un IES es algo normal y cotidiano en la vida de un pueblo. Pero en ningún pueblo, al menos que yo conozca, un IES ha condicionado tanto a un pueblo como Benalup-Casas Viejas. Y un pueblo, Benalup-Casas Viejas a un instituto como el Casas Viejas.
En todos los institutos se hacen actividades, pero no tiene que haber muchos que en 25 años se hayan hecho tantas y de tanta calidad como en el nuestro. No sé si será por la juventud del IES y la gente que lo compone o por otra cuestión, pero hemos hecho obras de teatro, libros, jornadas de convivencia en el Picacho o Celemín, Show, talleres, desayunos, comidas, meriendas y cenas. Hemos estado en Polonia, Finlandia, Escocia, Suecia, Marruecos, Italia, Francia, Madrid, Granada, Córdoba, Sevilla…y muchas veces en Cádiz. A veces con la excusa de sacar dinero para sufragar un viaje hemos dinamizado la vida cultural, social y económica de nuestro entorno. No hemos puesto una pica en Flandes, pero si hemos aportado muchos granos de arena para que se conozca y se valore la historia de nuestro pueblo. Pero no solo hemos colaborado en la alfabetización histórica, también en la informática, científica, literaria, musical…
El pueblo, por su parte, no sólo le puso su nombre, sino también ha hecho que el centro, año tras año en un ritual de ceremonia que machaconamente se repite, tenga que adaptar sus estructuras y su forma de dar y entender la enseñanza, para acercarse al aprendizaje. En un pueblo donde tradicionalmente unos muchos dependían económicamente de unos  pocos y  políticamente se encontraba subordinados a Medina la creación de un lugar donde se extendiera el conocimiento y la cultura obligatoriamente significaría el fin de una época y el principio de otra. Pero ese retraso histórico y característico generaría un pueblo dual; viejo y joven; pobre y rico, conservador y progresista, alegre y trágico. Estamos en un pueblo muy especial, con una historia muy singular que hoy celebra el 25 aniversario de su IES, mientras que por estas fechas otros lo hacen con el 175 aniversario. Al convivir con esa dualidad haciendo que te adaptes a la realidad existente, obligándote a  que te pegues a la tierra que pisas consigue que te sientas importante y trascendente. ¡Cuántos profesores venimos para dar un curso y nos hemos quedado todo lo que las circunstancias nos han permitido! ¡Cuántos sopacas vinieron a segar una temporada y se convirtieron en casasviejeños para toda la vida! ¡Cuántos ciudadanos del mundo han pasado por aquí y han seguido siendo ciudadanos del mundo, pero residentes en Benalup! Y si los equipos directivos, el alumnado y una buena parte del profesorado fluye, pasan haciendo camino al andar,  el IES Casas Viejas vino hace 25 años para quedarse, como los sopacas, como muchos profesores, entre los que me encuentro, como muchos ciudadanos del mundo que han elegido Benalup como su lugar de residencia. Es esa capacidad para hacerte sentirte trascedente, protagonista de su historia, otra de las características de este centro, y de este pueblo, que lo hace tan especial y tan importante. Por eso, contagiado por la magia de este momento y embriagado por la celebración hoy me atrevo a decir que Antonio Torralba tenía razón, la creación del IES Casas Viejas ha sido  lo más importante que le ha ocurrido en su historia a Benalup Casas Viejas. Al menos en estos 25 años, esperemos que sea para la eternidad, para la que trabajamos en el IES   y así, parafraseando a Adam nadie podrá predecir donde acabará su influencia".

Comentarios

MANOLO MONTIANO ha dicho que…
Nunca olvidaré a Leo rellenándome la beca para irme a un internado a hacer el BUP y poder aprovechar la que sin ninguna duda era la única oportunidad que iba a tener de estudiar. Corría el año 1980, el año en que asesinaron a John Lennon, y yo lo conseguí como poquitos de mi generación. Desde la creación del instituto ya no iba a ser tan difícil estudiar y esto es lo que he destacado con todas las personas que he hablado estos días sobre este aniversario.
Enhorabuena Salus.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV