headerphoto

Pardo Reina, defensor del Capitán Rojas

Me mandan este recorte del periódico francés Le Temps. Este era uno de los periódicos de referencia del periodismo francés. La noticia se refiere a la detención de ultraderechistas implicados en un complot que preparaba un atentado contra Azaña. La noticia es de mayo de 1936 e implica a varios policías y a Pardo Reina el defensor del Capitán Rojas en el juicio a este por los Sucesos de Casas Viejas. . Esta es la traducción:

DETENCIONES POR UN COMPLOT CONTRA EL SEÑOR. AZAÑA
La policía ha detenido al capitán sin destino Díaz Criado, y a tres agentes de policía: Horacio Iglesias, Fuertes Galindo y Escobar Razzio; al abogado Pardo Reina, a un estudiante, Gustavo Gillar, y a un antiguo legionario, Emiliano Carmelo Ruano. Todos están acusados de organizar hace un año un complot para atentar contra la vida de diferentes personalidades políticas de izquierda.
El señor  Azaña,  en la actualidad presidente del Consejo de Ministros, debía ser  asesinado durante  un mitin en Alcázar de San Juan. Acto que fue pospuesto en el último momento.
Un inspector de policía, llamado Carlavilla, igualmente comprometido ha huido al  extranjero.
El señor Pardo Reina  fue el abogado que defendió al capitán Rojas, acusado de haber, en el transcurso de la represión de Casas Viejas, ordenado fusilar a dieciocho personas".

En el libro de Tano Ramos el Caso Casas Viejas se produndiza sobre este caso. Entre otras cosas dice: "En junio de 1935 se celebró el segundo juicio contra el capitán Rojas. A principios de ese año, en los primeros meses del año, el letrado desapareción del caso Casas Viejas. Lo que salió a la luz al ser detenido en 1936 fue a qué se dedicaba en los primeros meses de 1935, precisamente cuando Azaña se disponía a a acudir a Cádiz para declarar como testigo en la Audiencia Provincial. De acuerdo con lo que la Policia dijo que habían narrado dos personas, Pardo Reina formaba entonces parte de un grupo que planeaba asesinar al entonces exjefe del Gobierno, al lider de Izquierda Republicana. El abogado que tanto había trabajado para conseguir que Azaña viajase a Cádiz (y lo había logrado al ordenar el Tribunal Supremos repetir la vista oral) se encontraba inmerso en una operación terrorista que iba a impedir esa comparecencia". Pardo Reina, según Tano Ramos, fue el que ideó la estrategia de incvolucar a Azaña como último responsable de los Sucesos de Casas viejas  para salvar a su defendido el Capitán Rojas y de paso acabar con el gobierno de izquierdas: " el abogado que decidió retorcer los hechos, e ideó la estratagema que tanto éxito tuvo fuera del edificio de la Audiencia de Cádiz,...En 1934, el abogado insistió en que Casares y Azaña habían dado las órdenes que llevaron a los fusilamientos de Casas Viejas...Pero había que implicar al ministro de la Guerra y jefe del Gobierno en la matanza de Casas Viejaas. Pardo Reina necesitaba esa guinda en el caso Casas Viejas. Y decidió que quien la iba a poner en Cádiz era el capitán Bartolome Barba. ... El militar sólo tenía que añadirle una frase suficientemente directa, sonora y cruel a la de "ni heridos ni prisioneros" que habían difundido cinco capitanes de la Guardia de Asalto que se solidarizaron con Rojas cuando consideraron que el Gobierno no defendía a ese cuerpo de seguridad. Pardo Reina y Barba convinieron en que la frase seria "tiros a la barriga". Lo que no pudieron ni sospechar es que iba a quedar unida a tantos años a Manuel Azaña y a Casas Viejas... Estos datos señalan que fue en el marco del primer juicio a Rojas cuando Barba y Pardo Reina pusieron en marcha la Unión Militar Española, la UME, la organización clandestina de oficiales que acabó sumándose al golpe del 18 de julio de 1936"

0 comentarios: