Los Sucesos de Casas Viejas de 1915. La carta de los 33 casasviejeños.3

Ante el cariz de los acontecimientos 23 personas de Casas Viejas escribien una carta y la firman para que la publique el periódico más afin de los jornaleros, Tierra y Libertad. Dicha carta aparece en ese periódico el 18 de agosto de 1915. La carta es un documento histórico importantísimo, porque no sólo da detalles y esclarece la verdad, sino que además es una prueba de esa ingente lucha entre los medios de los propietarios y de los jornaleros.

“Los que suscriben vienen a decir ante el tribunal del mundo que los presos de esta aldea José Olmo, Juan Estudillo y Bernardo Cortabarra, son completamente inocentes del delito que se les imputa y las denuncias por escrito que hayan mandado al Juzgado de Medina las autoridades de ésta, así como las publicadas en El Diario de Cádiz, declaramos son falsas, porque Zumaquero no pudo decirle al Comandante del puesto nada más que lo que sabe todo el mundo en Casas Viejas, de que él pensaba que la firma dada a dicha gente para la prohibición de la Asamblea y circulación de la hoja (que por cierto repartió alguna) era para prenderle, puesto que ya hacía días que don Luís Guinea y el cabo le venían infundiendo miedo. “El primero le decía que le iban a prender y que por ser el presidente iría delante de todos, y el segundo, con sus llamadas tan a menudo, no sabemos lo que le diría, pero siempre le causaba disgusto su presencia. Estos son los únicos motivos que hubo para que el presidente pusiera fin a su vida. También nos llama la atención mucho le dijera el suicida al secretario que él era incapaz de vender la Sociedad por una calumnia para perjudicar a los mejores compañeros, preguntándole después: ¿Y tú eres capaz, Juan? Y al contestarle éste que por qué le decía tal cosa, respondió que a él le parecía se trataba de armar un complot en contra de la Sociedad por parte de Guinea, el cabo y demás burgueses. Estas manifestaciones nos hacen creer que al noble y humanitario Gaspar Zumaquero, se le vendría trabajando para convertirle en instrumento vendible como confidente falso, y él siendo incapaz, como se lo declaró al secretario, bajo la obsesión de la amenaza tomó la fatal resolución. Sí, es indudable que algo se vendría preparando para, al ser votada la huelga, poder cerrar la Sociedad de esta y la de Medina, y envolver en un proceso a tres compañeros de Casas Viejas y a los otros de Medina, por el supuesto complot de la ramificación de la Mano Negra, como han dado en llamarle los que tienen negro el corazón y la conciencia. Si, son los que tuvieron siempre el procedimiento de manchar la dignidad de los hombres de sano juicio, que hoy se encuentran privados tan injustamente de su libertad, notándose la marcada intención que se tiene en perjudicar a José Olmo, queriéndose hacerle declarar que él le dijo a Zumaquero que la Asamblea se celebraba, poniéndosele a él y a todos los declarantes por pretexto cada vez que piden careo, que es una confidencia de la guardia civil. …Enterados el cabo de que la viuda venía a declarar a Medina, se personó en su hogar y le dijo que los causantes del suicidio de su marido eran los que estaban presos, a lo que ella contestó que los a quien él aludía eran inocentes y que ella no culpaba a nadie, pero lo que le pedía por favor era que no pusiera más lo pies en su casa, porque al verle se ponía mala, pues era él quien traía asustado a su malogrado marido con tanto llamarlo al cuartel.
Al enterarse de que Ana Mancilla sabía todas sus cosas y que estaba dispuesta a declarar ante el Juez, la llamó al cuartel y la insultó groseramente, y no paró aquí, si no que la denunció al Juez antes de fuera a declarar, acusándola de ser una de las responsables del suicidio mencionado. Y para terminar queremos hacer una pregunta a la opinión: ¿ Es cierto que se demandó callar a Ana Mancilla y a la viuda por el señor Juez que vino como especial para este proceso, de Morón, el cual dijo haría justicia?. No creemos en tal cosa, puesto que un alto funcionario, su única misión consiste en descubrir los autores de este tan mal fundado y misterioso complot. No lo creemos puesto que ya tenía tiempo de haber descubierto la incógnita. Por eso venimos a decir que si el peso de la ley lo quieren dejar caer sobre la cabeza del camarada José Olmo, y como su conducta entre nosotros ha sido intachable, se nos subleva la conciencia y no podemos hacernos cómplices con nuestro silencio, elevando nuestra voz de protesta en su defensa, hoy que se le dirigen anatemas de que no es merecedor. En este tenebroso proceso se quiere echar el muerto a los tres presos de la aldea de Casas Viejas, porque si ellos firmaron el oficio declarando la circulación de la hoja, no es como se quiere hacer creer, es decir, contra la voluntad del presidente, pues éste autorizó firmaran por él, puesto que tenía que ir al trabajo, cosa que a nadie extrañó, puesto que a esto acostumbraba por vivir fuera de la aldea. Ahora la opinión pública, o sea el tribunal del mundo entero, tiene la palabra para dictar el veredicto de culpabilidad. Por los agricultores de Casas Viejas y sus mujeres (lo firman doce mujeres y once hombres)

Comentarios

serenatas ha dicho que…
tu blog es genial y interesante
noticias cadiz ha dicho que…
Que buena información gracias por compartirla. felicidades.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV