headerphoto

Mujeres. Cambio Social. 1

He tenido acceso al libro Mujeres de la Janda. Estudio sociológico sobre la mentalidad, usos y valores de las mujeres de la comarca de la Janda de José Manuel Vera Borja y otros.  Las mujeres entrevistadas son de Medina, Vejer y Benalup. Me ha parecido interesante ahora que se acerca el día de la mujer trabajadora publicar en este blog algunos de sus planteamientos, añadiéndole como siempre una visión histórica.
Parece claro que desde el franquismo hasta la época actual el rol de la mujer ha cambiado tanto que su liberalización es una de las principales características de la sociedad de hoy. En el franquismo podemos escribir que existía un machismo radical. Es obvio que la sociedad machista hunde sus raíces mucho más allá que la etapa franquista, pero lo novedoso es que asistimos en el franquismo a un antifeminismo militante. Las causas de esto habría que buscarlas en las influencias totalitarias y la imposición del tradicionalismo católico ultra conservador que se impuso en España. Esta concepción de la mujer, que no la inventa el franquismo pero sí la lleva a extremos radicales,  se va a consolidar a través de dos vías: la legal y la propagandística. Entre las medidas legales destacan la prohibición de la utilización de métodos anticonceptivos y de prácticas abortivas, unidas a la catalogación de tabú de todo lo relacionado con el sexo, la eliminación del divorcio, se insistirá en el carácter delictivo del adulterio, pero, sobre todo, se legislará para subordinarla legalmente al hombre a la hora de acceder a una propiedad. Solo en el caso de viudedad puede comprar individual y legalmente propiedades. Para obtener el carné de conducir o el pasaporte necesita el permiso por escrito del padre o del marido, según el caso. La propaganda, a su vez, utiliza dos vías; los medios de comunicación (las radionovelas, las películas españolas, la publicidad…) y los usos y costumbres sociales. La presión social, “el que dirán”, va a ser el elemento de control o autocontrol más importante, sobre todo, en el ámbito rural.
Se dice en el libro Mujeres de La Janda. Estudio sociológico: "El cambio social va ligado al aumento cualitativo y cuantitativo de los niveles de instrucción de la población, a la penetración de los medios de comunicación y a la incorporación al mercado de trabajo de las mujeres en el marco de una nueva estructura productiva.
Asistimos a un cambio o revolución social de tremendas consecuencias en la estructura y la dinámica de las sociedades en este comienzo de siglo. Se trata del proceso iniciado hace dos generaciones conducente a la igualdad de los géneros. Es una verdadera revolución silenciosa que avanza de forma imparable sobre todo en el mundo occidental, con ritmos distintos en función del grado de desarrollo social de los distintos continentes o países.
Estas pautas tienen su correlato en cambios de mentalidad que se traduce en la pérdida de importancia de determinadas instituciones, como el matrimonio, en la escala de valores de estos colectivos. La valoración de la sexualidad, el deseo de realización personal, de una mayor relación y participación social son valores que se imponen, acordes con las nuevas pautas.
Según la encuesta realizada a  mujeres de Medina, Benalup y Vejer, es significativo el cambio de mentalidad que en algunos de estos aspectos general el aumento del nivel de instrucción. En efecto, la importancia concedida al matrimonio, a la pareja o a ser madre es mucho mayor entre las mujeres con niveles bajos de instrucción, disminuyendo su importancia para las que poseen estudios secundarios o universitarios”.

Foto Mintz

0 comentarios: