A LOS BARBOS QUE PERECEN INTENTANDO OVAR EN EL RÍO CELEMÍN. Por Leonardo Ruiz Estudillo


Pez que remontas preñado
con tus huevas e ilusiones,
río arriba, corre a nado
a dejar tu rica carga
entre chinos en un vado.
Pero...¡ay! qué gran desdicha,
en el río has encontrado
varios tubos, una trampa,
con que tú no habías contado.

Toma carrera de nuevo
repitiéndola otra vez,
has perdido una aleta,
sangran tus llagas también,
tus escamas, que brillaban,
se desprenden de tu piel
y flotan como estrellitas
mirando tu desnudez.

Como si no sufrieras,
con tesón y tozudez,
sigues aleteando
nadando contra corriente
contra las aguas, luchando
tan decidido y valiente,
que parece que a ti, barbo,
poco te importa la muerte

Los cargos de Medioambiente
lo mandaron construir,
y vinieron hasta aquí
técnicos y mucha gente

Quien se tendría que cuidar
de que tu especie prosiga,
(aunque parezca mentira),
cuentas tendrían que dar
del daño medioambiental
que este badén mal trazado
tan mal el río ha dejado
que en vez de hacer su crianza
muertos se ven en las canchas
los peces, sin ser pescados.

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

La finca de Las Lomas. Pasado y presente. 1

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Las guarderías. 24

Los últimos 40 años

El pregón de D. José Romero Bohollo. La década de los sesenta. 2

El maratón es un evento maratoniano

Las tradiciones se rebelan. El palmito. 62

El habla de Benalup-Casas Viejas. Formas de ser o estar peyorativas. 33