Las Lomas. Introducción. 2

Una empresa trascendente
 Pese a un persistente y constatable deseo de la familia de pasar desapercibida en los medios de comunicación, ello no ha sido siempre posible. Su abolengo ha sido utilizado como altavoz cuando  ha sucedido algún problema  con los sindicatos, medio ambiente o se publican el listado de ayudas de la UE. A nosotros nos interesa más centrarnos en las dualidades existentes en su modelo evolutivo,  entre una explotación con rasgos propios del siglo XXI y otros de raigambre más antigua, ya que creemos que va más en concordancia con el objeto de nuestro viaje.
El segundo foco de nuestro interés se va a dirigir a la trascendencia que ha tenido en la comarca esta empresa, desde los años cuarenta hasta la década de los noventa, por la fuerte demanda de empleo y las consecuencias económicas, ya que la finca las Lomas, es la primera explotación que rompe con el uso extensivo de la tierra y de la mano de obra, un uso que era el predominante en la zona y que para muchos constituía la principal causa del estado de postración en que se encontraba la inmensa mayoría de la población. Leamos un fragmento de lo que publicaba (El escrito se llama “La verdad sobre la tragedia de Casas Viejas”) el Comité Nacional de la Confederación Nacional del Trabajo en 1933, justo después de los Sucesos.


“… ¡Tierras! ¡Oh si! Muchas tierras que jamás llegará el arado a desgarrarlas, a abrir el surco que haría germinar pródigamente…Tierras, muchas tierras, que sólo aprovecharon su prodigalidad unas vacas, unos cerdos, unas ovejas, unos toros de casta, recreo y  lujo, alarde de vanidad y petulancia de gente taurófila y flamenca…
Tierras, muchas tierras, criadero natural de espárragos y tagarninas que los campesinos tenían que coger para de esta manera subvenir a sus más perentorias necesidades fisiológicas, llevando en su éxodo diario  a sus niños pequeñitos con la esportilla a cuestas, deambulando por los montes en busca de unos reales amargos, para aumentar el ingreso minúsculo después de tantos sacrificios de aquel hogar proletario. …
Tierras, muchas tierras, criadero de conejos, liebres, perdices, que unos hombres de espíritu aventurero furtivamente conseguían cazar en los cotos, expuesto diariamente a recibir un balazo de aquellos celosos guardadores de las propiedades de unos señores de aquellas tierras que de tarde en tarde llegaron a cruzar en un magnífico automóvil…
Tierras, muchas tierras desoladas por faltarles el hábito de vida que los hombres le darían al plantar árboles, al cuidar con esmero unas tierras ubérrimas, al hermosearlas con unas casitas do unos campesinos laborasen…Tierras, muchas tierras, desiertas, ¡desiertas! Una choza allá lejos habitada por un guarda, un pastor, un vaquero. Alambradas muchas…
Tierras, muchas tierras, de los capitalistas, de los grandes terratenientes. No existe clase media ninguna. Pobres, pobres. Ricos, ricos. Dos clases antagónicas a más no poder…
Tierras, muchas tierras, que los campesinos removieran un día y otro, maldiciendo su penoso vivir, odiando interiormente tanta injusticia, tiranía y hambre; pensando en algo que les librase de su abyecto calvario, sintiendo en sus corazones ilusiones esperanzadoras, de ver convertidos en realidades unos sueños de justicias y libertades manumisoras…”
En estas tierras va a tener  lugar la singular experiencia agraria de Las Lomas, como se le conoce en la zona, por cuyo transcurrir históricos nos disponemos a transitar.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV