headerphoto

Inundaciones de febrero de 1921

Ya he hablado otras veces de las inundaciones de febrero de 1921. En una crónica del 17 se dice lo siguiente en el periódico El Siglo Futuro:” Cádiz, 16.- En la aldea de Casas Viejas, cerca de Medina Sidonia, se desbordó el río e inundó varios kilómetros de campo. El matrimonio Antonio Rocha y Josefa Aragón García y una hija de dos años, que habitaban en una choza, tuvieron que subirse el tejado, donde se pasaron dos días y una noche, hasta que fueron salvados por un vecino, que al descender las aguas, llegó hasta la choza a caballo”.
Pero va a ser el Diario de Cádiz en noticia del 18-2-1921 quien nos permita conocer todos los detalles:”El cabo Comandante del puesto de la Guardia civil de Casas Viejas participa en comunicación de 13 del actual lo siguiente:
“Con motivo de las recientes lluvias habidas en esta aldea, durante los días primeros del mes en curso, se ha desbordado el río llamado de Barbate que atraviesa este campo distante dos kilómetros de la población.
En la mañana del día de ayer se vió por el vecindario que una choza existente en las inmediaciones del mismo estaba completamente cerrada de agua.
Inmediatamente me dirigí a la salida del citado río acompañado de los guardias segundos Francisco Valenzuela Gesa, José García Martín y Antonio Sánchez Reynaldo a prestar los auxilios necesarios, y con algunos vecniso que había en aquel lugar, y otros que llegaron después, se improvisaron las dos balsas, no dando resultado estas medidas previsoras, a pesar, de los continuos esfuerzos realizados.
Al llegar dichos artificios a la corriente eran arrastradas por ella, continuándose este trabajo de salvación hasta bien de noche que se hizo imposible el continuarlo debido a la mucha obscuridad.
En la mañana del día de hoy, y tan pronto fuera de día, pues ya se conocía el descenso del río e inmediatamente facilitaron dos caballos los propietarios vecinos de esta D. Antonio Vela Morales y D. José Espina Calatriu a los de la misma vencidad Juan Lago Gutiérrez y José Gómez Gutiérrez, quienes con gran exposición de su vida llegaron a la tan citada choza, encontrando a los vecinos Antonio Rocha Tormento y Josefa Aragón García y una hija de este matrimonio llamada Catalina Rocha Aragón, de dos años de edad a los en perfecto estado y montados en los aludidos caballos los sacaron a tierra próximamente a las  once horas de dicha mañana.
El matrimonio en cuestión ha manifestado que el agua había llegado a una distancia de un metro, y ellos, subidos en sus catres se habían estado durante todo el día de ayer, noche y mañana de hoy.
No han ocurrido desgracias personales.
Ahogáronse dos gallinas de un buen número que existía.
El río va bajando aunque detenidamente creyéndose llegará esta tarde a su cauce normal.
El comportamiento de los paisanos Fernando Lago Gutiérrez y Salvador Cabeza Cabeza, que subieron a las vallas; Juan Lago Gutiérrez y José Gómez Gutiérrez que montaron en los caballos, ha sido tal, que han recibido los más entusiastas plácemes de la autoridad local y vecindario en general que no encentran frases con que elogiarlos.”

0 comentarios: