headerphoto

Selección de funcionarios

En la Restauración, en la segunda mitad del siglo XIX, era muy típica la figura del cesante, que era el funcionario que había entrado a trabajar en la administración por recomendación del partido que había accedido al poder y lo tenía que dejar cuando ese partido abandonaba el gobierno. Estábamos en un régimen más formal que real y los mecanismos democráticos solo servían para otorgarle forma democrática al gobierno. Les traigo hoy un documento de cómo el franquismo seleccionaba a sus funcionarios que me ha  recordado esta figura del cesante, sólo que aquí ni el fondo, ni la forma importaban.

“Viene observando este Jefatura Provincial que con ocasión de cubrir los Municipios diversas plazas vacantes en la Administración Local por el sistema de concurso u oposición, en las bases que establece el régimen de los mismos se señala con carácter general las condiciones que deben reunir los aspirantes, pero no se hace mención especial y categórica del requisito de Adhesión al Movimiento Nacional, quedando este vagamente sustituido por los términos siempre ambiguos de buena conducta y antecedentes. A partir del recibo de la presente Circular, adoptarás en lo sucesivo las medidas pertinentes para que en cuantos concursos u oposiciones celebre el Ayuntamiento  de esa Local de tu Mando, se exija como requisito indispensable la Adhesión al Movimiento Nacional de los aspirantes, significándote que tal circunstancia solamente puede ser acreditada a través del oportuno certificado expedido por el Jefe Provincial del Movimiento, a cuya Jefatura pertenezca en calidad de Militante o Adherido el aspirante en el memento de otra a la vacante convocada”
Así mismo espera esta Jefatura Local se dé preferencia a los solicitantes que sean afiliados a FET y de las JONS si son mayores de 21 años y  a las Falanges Juveniles de Franco los menores.
Por Dios, España y su Revolución Nacional Sindicalista.
Medina Sidonia 8 de agosto de 1956
El Jefe Local del Movimiento”.

Tanto el acceso democrático de los funcionarios a su puesto de trabajo, como el mantenimiento de unas condiciones mínimas garantiza el funcionamiento correcto y adecuado de la administración democrática. No corren buenos tiempos para la lírica, por eso me ha aparecido oportuno recordar como accedían los funcionarios a sus puestos de trabajo en otras etapas de nuestra historia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Como sabes muchos de esos funcionarios aún ocupan muchos puestos en las administraciones publicas ya que todavia no se han jubilado, aunque lo peor no es eso, sino que los primeros que entraron despues e las primeras Elecciones Municipales lo hicieron de la misma manera (aunque sin el certificado de Falange, pero sí del PSOE, PSA, PCE, CC.OO, UGT) al menos en Sevilla.

Cecilio

Anónimo dijo...

Como sabes muchos de esos funcionarios aún ocupan muchos puestos en las administraciones publicas ya que todavia no se han jubilado, aunque lo peor no es eso, sino que los primeros que entraron despues e las primeras Elecciones Municipales lo hicieron de la misma manera (aunque sin el certificado de Falange, pero sí del PSOE, PSA, PCE, CC.OO, UGT) al menos en Sevilla.

Cecilio

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Gracias Cecilio, en Cádiz y Granada que es lo que conozco, también.