Escucha zagalillo

En esta fotografía repetimos personaje de la anterior entrega de la serie. De nuevo el Corucho, Alfonso Gautier, le está contando una historia a Francisco Mañez Ordóñez, Chaquetas.El dedo de Alfonso delata la escena. El ganado pasta por la zona conocida como «el punto», debajo del actual colegio Tajo de las Figuras. Allí se situaba el antiguo Fielato, del que quedan alguna huella. También allí asesinaron a varios alcalaínos en 1936, y en una piedra que había próxima las mujeres provenientes de la sierra descabalgaban de su montura, para llegar al pueblo andando.
Es lo que siempre se ha conocido como el punto.
Estos pequeños rebaños se criaban y se mantenían en los pueblos o en las cercanías de estos. Muchas veces constituían la única fuente de ingresos de la familia. Se aprovechaba la lana del esquileo veraniego, los corderos y borregos se sacrificaban para vender la carne entre los vecinos de la población, se ordeñaba a las ovejas y se fabricaba queso artesano.
Estas ovejas del Corucho pertenecen a dos razas; las más alejadas de la cámara son de raza Merina. Las más cercanas son de raza Segureña. El cordero Segureño, conocido entre los ganaderos como cordero «Rasillo», por lo muy corto que tiene el vellón, da una carne de gran calidad, sin grasa.
Estos corderos estaban destinados a la venta para gente con más posibles. Ya lo decía el refrán de la mar el mero y de la tierra el cordero. El cordero era comida de ricos.

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Las guarderías. 24

Los últimos 40 años

El pregón de D. José Romero Bohollo. La década de los sesenta. 2

El maratón es un evento maratoniano

Las tradiciones se rebelan. El palmito. 62

El habla de Benalup-Casas Viejas. Formas de ser o estar peyorativas. 33