headerphoto

Encuentro en la calle Medina

Para la semana cultual del año 2011 en el Departamento de CCSS de historia del IES Casas Viejas decidimos hacer una exposición sobre la ganadería. Esta constó de dos partes bien diferenciadas una maqueta sobre una explotación ganadera y una exposición de fotografías sobe esta temática de Jerome Mintz. Los textos de dicha exposición fueron realizados por José González, Enrique Carabaza y el que suscribe este blog. Me ha parecido oportuno traeros esas fotografías, acompañadas de los textos, que en algunos casos han sufrido ligeras modificaciones y en otras aparecen tal cual.
La posibilidad que facilitan los blogs de que estas fotos y textos perduren en el tiempo y se extiendan en el espacio haciendo accesible esta información me ha hecho inclinarme por su publicación. Empezamos esta sección con esta magnífica foto donde aparecen el Triguito y Trescuartillas. Mintz seguramente les pidió permiso a Diego el Triguito y José Zumaquero Montiano Trescuartillas para fotografiar una escena que a él le llamaba mucho la atención, pues sabía que se trataba de inmortalizar un mundo que se acababa y a los protagonistas no les parecía nada especial pues lo llevaban haciendo toda la vida. No sólo los animales
como medio de transportes nos indican que el desarrollo fue tardío en este pueblo, también el techo de castañuela de la casa del fondo. Eran los inicios del servicio municipal de recogida de basuras y de la desaparición de los vertederos que había por doquier en el pueblo. El burro de Trescuatillas pertenece a la raza Andaluza o de Lucena, es un animal muy robusto, poco propenso a enfermedades y muy sobrio en su alimentación. El mulo del Triguito es más apropiado para realizar esfuerzos mayores como arrastrar un carro. El mulo, como se sabe, es el resultado del cruce de la raza caballar y asnal.
Esta escena de la calle Medina, hoy Independencia, ha quedado para la posteridad porque a Jerome Mintz le pareció propia de un mundo que estaba llamado a desaparecer. Hoy cuarenta años después la observamos con un poco de nostalgia y de agradecimiento a quien nos permitió saber como fuimos y a los que con su sufrimiento y tesón armaron los cimientos de la sociedad actual. Y dispensar una sugerencia, ampliar la foto y recrearse en su indolente cotidianidad y grandiosa belleza.

0 comentarios: