Encierro de ovejas

Como la mayoría de las fotografías de la serie la instantánea recoge un momento cotidiano. Alfonso Gautier, El Corucho, se dirige a encerrar el rebaño de ovejas. La imagen está tomada en la calle Clavel, en la intersección con calle Tarifa. Situaciones como esta se repetían todos los días y es lógico que no llamaran la atención de los que convivían con estas situaciones y sí de gente como Mintz que venía de otro mundo totalmente distinto.

Como dice Enrique Carabaza, los pequeños rebaños que se criaban y mantenían en los pueblos o en la cercanía de éstos, se aprovechaban al máximo, pues, en la mayoría de los casos, constituían la única fuente de ingresos de la familia. Se aprovechaba la lana del esquileo veraniego, los corderos y borregos se sacrificaban para vender la carne entre los vecinos de la población, se ordeñaba a las ovejas y se fabricaba queso artesano. La familia del pastor-ganadero-quesero participaba de todos los esfuerzos.
El pequeño rebaño de la fotografía es, mayoritariamente, de raza Merina, ejemplares que generan la mejor lana, al tiempo que dan buenos animales para el matadero
y rinden una producción lechera aceptable para su transformación en queso.
El rebaño se alojaba en la casa de sus dueños,  en este caso en la del Corucho, en el casco urbano, y salía a diario a pastar la vegetación de las orillas de carreteras, caminos, cauces de agua, etc.
También consumían los restos de las cosechas, bien de las huertas de regadío, bien de los campos de secano dedicados a los cereales.

Comentarios

Entradas más vistas

Todo el mundo publica libros

La finca de Las Lomas. Pasado y presente. 1

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El cambio social. Las guarderías. 24

Los últimos 40 años

El pregón de D. José Romero Bohollo. La década de los sesenta. 2

El maratón es un evento maratoniano

Las tradiciones se rebelan. El palmito. 62

El habla de Benalup-Casas Viejas. Formas de ser o estar peyorativas. 33