headerphoto

El control de Benalup de Sidonia en la Autarquía 1

La Autarquía, política económica franquista de 1939 a 1956, tuvo una características generales en España (intento de autosuficiencia y control del estado) que luego en cada pueblo se individualizaban. En Benalup de Sidonia el estado estaba muy lejos y ese férreo control de precios y disposiciones va a tener dificultades para imponerse. En lo que se refiere al comercio, la plaza de abastos era el lugar central de todo estos mecanismos que el estado central había creado.
Pero allí las disposiciones no se cumplían al pie de la letra. Y el alcalde de Medina, el último responsable de que las leyes se cumplieran ya no sabía que hacer. En esta carta  al Sr. Don Francisco Martínez Ruiz. Gestor Delegado de esta Alcaldía en Benalup de Sidonia se observa perfectamente la situación descrita: ”Estando perfectamente informada esta Alcaldía del estado de abandono en que se encuentran algunos servicios y de la falta de Autoridad para cortar determinados abusos que se vienen cometiendo en esa Aldea, pudiendo mencionarse entre los primeros que las mesas  donde se expende el pescado son de chapas oxidadas y rotas, el peso que se utiliza se encuentra en malas condiciones en perjuicio del público, y el servicio de Salvoconductos es deficiente careciendo los sellos que exigen las disposiciones vigentes; y entre los segundos, que se autoriza la venta del pescado a las 2 y a las 3 de la tarde encontrándose ya en malas condiciones sanitarias, y que igualmente la venta de sales se efectua a precios abusivos; lo pongo en su conocimiento para que como Delegado de esta Alcaldía  corrija tales abusos y cualesquiera otros que pudieran intentarse llevar a cabo ya que así lo exige el buen nombre y prestigio de esa localidad, esperando su más eficaz colaboración en tan importante asunto ya que esta Alcaldía no está dispuesta a tolerar tales desmanes y sancionará con toda energía los ejecutores y responsables de los mismos.
Por Dios, España y su Revolución Nacional Sindicalista. Medina Sidonia 22 de agosto de 1942. El Alcalde”

Pero no sólo en la plaza de abastos no se cumplían las normas sobre racionamiento y precio. Los propietarios del ganado también hacían la vista gorda y preferían vender sus productos en el mercado libre o negro que en el oficial que estaba dos o tres veces más barato que por estraperlo. El alcalde de Medina cursa visita en junio de 1942 y se percata de la situación. Ante ello toma medidas ante el gestor delegado y los propietarios de ganado: “En la visita que verifiqué en el día de ayer a esa Aldea, pude observar varias deficiencias que hay que corregir sin perdida de tiempo; dándose el caso anómalo y censurable, que siendo esos términos de gran  producción de ganadería, se lleven los habitantes meses enteros sin comer carne, por no efectuarse matanzas normales y únicamente pueden disfrutar de este alimento cuando se desgracia una res. Y como esto es inadmisible en todos sus aspectos, con esta fecha se oficia a los señores ganaderos de esas cercanías interesándoles faciliten el ganado que precisen para cubrir la necesidades de ese vecindario, debiendo V.S. tener en cuenta el contenido del oficio cursado a dichos señores del que se le acompaña una copia. Para el cumplimento de lo que se ordena se pondrá V.S. de acuerdo con el Alcalde Pedáneo de esa Aldea.
Por Dios España y su Revolución Nacional Sindicalista. Medina Sidonia a 25 de junio de 1942. El Alcalde”.
Copia de este escrito se le envió a Sebastiana García Vela, Ana Barca y José Espina Morales, como las tres grandes familias propietarias.
En la fotografía la plaza de abastos a principio de los setenta. Foto Mintz

0 comentarios: