La visita del obispo Y 2

"En la puerta del local habilitado hoy para iglesia, se encontraba revestido el coadjutor Sr. Barberá, y acólitos con cruz de manga y espergés.
S.E.I dirigió al pueblo una sentidísima plática explicándole el significado de la Santa Visita Pastoral, de los deberes de los cristianos para con Dios Nuestro Señor, como los que tiene el hijo para con su padre, y por último de la alta misión que le estaba encomendada, por lo que tenía que vigilar muy de cerca, el estado de instrucción cristiana en que se encontraban todo los hijos de la Santa Iglesia Católica.


Por lo muy reducido del local, se hizo preciso dividir las confirmaciones en grupos terminándose la imposición del Sacramento después de las doce.
Nuestro Prelado, en medio de enorme gentío, dirigió sus pasos a la obra de la  Iglesia, inspeccionando la construcción por dentro y por fuera, informándose extensamente de todo y visto su adelanto de la necesidad de concluirla al menos poniéndole la cubierta, hubo de exclamar: “Esto es preciso conseguirlo”. Tenga ustedes la seguridad que el Obispo es el primer interesado y a ello  contribuiré poniendo de mi parte cuanto esté a mi alcance… La obra es hermosa, la necesidad es grande y hay que techarla, a la mayor brevedad posible.
El Sr Obispo se hospedó en la muy modesta casa- habitación del Sr. Barberá donde le fue servido un no menos modesto almuerzo y terminado recibió primero a las Marías y después a los Sres. de la Junta local formada para la construcción del templo, conversando extensamente con unos y otros quedando todos satisfechísimos de la bondad del Prelado, de sus cariñosas palabras y de la naturalidad de su lenguaje. Después visitó la Escuela recientemente inaugurada. El local es espacioso, ventilada, reuniendo muy buenas condiciones higiénicas. Una sagrada imagen del Corazón de Jesús preside los actos de aquel Centro docente. Los alumnos, casi todos hombres estuvieron estupendísimos con el Prelado, dirigiendo uno de ellos sentidísima salutación al Sr Obispo, contestando este con emocionante plática, terminando la visita con vítores respetadísimos al Prelado y al Director de la Escuela, Sr Barberá.
Después visitó el Cementerio y la capilla e inspeccionó las obras de ampliación y la construcción de los nichos, terminado la visita con un Padre Nuestro y responso por los difuntos.
Próximamente a las cinco de la tarde el señor Obispo y el Sr. Salinas ocuparon el auto de los señores Vela, acudiendo a la despedida todo el pueblo, partiendo su auto en medio de atronadores vivas al Prelado.
Impresiones, buenas. Tenemos motivos sobrados para afirmar que S.E.I. salio satisfecho de las aldeas y los aldeanos a su vez satisfechísimos de su Prelado".

Algunas curiosidades que me llaman la atención, tanto para la confirmación, como en la escuela la mayoría eran hombres. La mujer tenía un ambito privado muy estricto todavía. El recorrido que hizo fue corto, pero intenso, de la calle San Elías, a la iglesia, de ahí a la calle Nueva y de este al Cañuelo al cementerio. También me planteo que cuando dijo la frase "por lo que tenía que vigilar muy de cerca, el estado de instrucción cristiana en que se encontraban todo los hijos de la Santa Iglesia Católica" no era consciente de que hacía más de 22 años que un obispo no venía a las confirmaciones de Casas Viejas.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5