headerphoto

La visita del obispo 1

D. Mariano Fajardp..., consiguió formar en la aldea una pequeña banda de música cuyos flamantes instrumentos son tocados por los educandos del Sr. Fajardo y el conjunto dirigido por tan esclarecido director. 
Antonio Vela Pérez-Blanco, del archivo  familiar de J.M G. Espina
Desde hace ya mucho tiempo tenía dos fotografías sobre la visita del obispo a Casas Viejas en septiembre de 1920. Ahora he encontrado la crónica del Diario de Cádiz, y ambas, crónica y fotografías se someten a una relación simbiótica. Tres son los objetivos fundamentales de la visita del señor obispo, inspeccionar las instituciones del pueblo, como si de un gobernador civil se tratara, visitar las obras de la iglesia, para conseguir su reactivación y al menos el dinero necesario para la techumbre y presidir las confirmaciones de ese año de los feligreses de Casas Viejas.
Como sabemos que Don Vicente Calvo y Valero sólo estuvo al frente de la Diócesis de Cádiz por espacio de 14 años (de 1884 a 1898) hacía más de 22 años que no se celebraban confirmaciones en Casas Viejas. Una localidad con mayoría jornalera y que estaba muy lejos de todos los centros de poder, incluidos los eclesiásticos. Pero a raíz de 1915 comenzaron las obras de la nueva Iglesia, obras que no se terminarían hasta 1933. Impulsadas por Josefa Pardo de Figueroa, madre del marqués de Negrón y diputado conservador de la zona. El otro diputado, el que se alternaba por los liberales, Serafín Romeu, también contribuye activamente con la creación de la Iglesia. Veamos lo que dice el Diario de Cádiz: “Si no recordamos mal, desde que el Sr. Calvo (q.e.p.d.) dignísimo e inolvidable Prelado de esta Diócesis, visitó la Aldea en Santa Visita Pastoral, no había vuelto a haber confirmaciones hasta la actual visita practicada el martes 20 por nuestro, muy amado Obispo, Dr. D. Marcial López Criado.
Día de júbilo extraordinario, día de animación pocas veces sentida y día de demostración de fe y de amor al Pastor que en la Diócesis dirige con tanto acierto la grey católica.
Había que agradar al Sr. Obispo, hacerle un recibimiento extraordinario y grata la estancia en la Aldea, ¿Se consiguió? Creemos que sí.
El Sr. Barberá, Coadjutor en la ya dicha Aldea, consiguió hacer una amplia preparación espiritual en muchos que no habían recibido el Santo Sacramento, acercándose a la Sagrada mesa a recibir el pan de los ángeles en la misa de comunión, preparatoria de las confirmaciones, la cifra de 140, hombres en su mayoría.
D. Mariano Fajardo, profesor de instrucción primaria y músico peritísimo, con un entusiasmo extraordinario y una perseverancia verdaderamente envidiable consiguió formar en la aldea una pequeña banda de música cuyos flamantes instrumentos son tocados por los educandos del Sr. Fajardo y el conjunto dirigido por tan esclarecido director. Para la adquisición de los mismo contribuyó con donativos el dignísimo diputado a Cortes por el distrito, Excelentísimo Sr. D. Serafín Romeu Fagés.
Poco más de la ocho, de la deliciosa mañana del 20 del actual, nos avisaron algunos vigías que se aproximaba el auto del rico hacendando Sr. D. Antonio Vela, conduciendo a S.E.I el Sr. Obispo y a su familiar y secretario de visita Sr. Salinas.
En las afueras de la población esperaban a tan ilustre huésped más de dos mil almas, llenas todas de entusiasmo y alegría y deseosos de obtener la primacía en besar el anillo pastoral.
Nosotros abrimos la portezuela del coche, saludamos muy efusivamente a tan virtuoso Prelado, besamos su pastoral anillo, le dimos la bienvenida y tuvimos el honor de hacer las presentaciones.
La banda de música tocó la Marcha Real, y puesta en marcha la comitiva, interpretó esta un precioso himno al Prelado, cantándolo un conjunto extraordinario de voces, resultando armónico en extremo".

La fotografía es del jerezano Fernández. La segunda del archivo familiar de la familia González Espina

0 comentarios: