La Cencerrá y 3

Tres son las causas por las que se realiza la cencerrá y por las que no está bien vistos por la sociedad civil este tipo de matrimonio. Por un lado, influye la tradición cristiana de la sexualidad que veía mal que los viudos se casaran para disfrutar sexualmente. Por otra parte, apuntan los antropólogos que desde el punto de vista social significaba una competencia para miembros más jóvenes y además económicamente podía significar que los hijos del primer matrimonio tuvieran que repartir herencia o la perdieran.
Se crean versos para la ocasión o chascarrillos que junto con los instrumentos apropiados, se utilizan para darle la noche a la nueva pareja. Muchas veces duraba hasta la madrugada siguiente. Los instrumentos que se utilizan para dar la lata son variados, aunque domina el cencerro, de ahí su nombre, también se utilizan todos aquellos que produzcan un fuerte ruido. Así pueden utilizarse sartenes, tambores, tapaderas, cacerolas, latas, bidones, etc. La reacción de los afectados era variada, a veces hay resignación, otras se unen a la fiesta, y otras hay fuerte oposición, bien sacando la escopeta o yéndose al cuartel de la guardia civil como cuenta Mintz.
"La pareja se negó a aceptar las risas sin protestar, tal como recuerda el compositor Jesús Máñez:
[Esto es] de un viejo que se casó con una vieja, y entonces le tocaron los cencerros unas cuantas noches, como hacían los antiguos. Cuando se casaba un viudo, le tocaban los cencerros durante tres noches, y, hasta que el que se había casado no invitaba al personal, a los que le tocaban los cencerros, le estaban tocando los cencerros todas las noches, hasta que los invitaban. Y entonces les saqué el couplet  ése como algo que sucedió (de veras), vamos.
["¿Qué pasó? ¿Lo invitaron a alguna copa?"] ¡Qué va! Él no llegó a invitar. Él lo que hizo es llegarse al cuartel y denunciarnos a todos".

En la actualidad esas prácticas han caído en desuso, el matrimonio está siendo claramente contestado como pilar básico de la familia y las relaciones sociales se han regularizado con normas foráneas, introduciéndose una mayor judicialización en la vida cotidiana de las personas.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV