headerphoto

Cuando pululaban osos por el campo de Casas Viejas. Y 10

En esta zona, en los cazaderos que se nombran en LM siguen habiendo espléndidos cotos de caza mayor. La importancia cinegética de la zona sigue siendo tanta que parece que hay previsto la construcción de un aeródromo privado  "el proyecto se enmarca en la necesidad de potenciar la actividad cinegética y agrícola de la finca "Las Lomas".

Llama mucho la atención la amplitud de detalles que da el libro y el grado de conocimiento del terreno. Como dice Casariego:”El país es conocido, cinegéticamente, por el Cuerpo de los monteros reales como la palma de la mano. Se sabe cuáles y cuántos son “montes de oso” y cuáles y cuántos los “montes de puerco” o los de ambas especies a la vez, y cuáles son de “verano” y cuáles de “invierno”, por dónde se va a ellos, con caminos, sendas y veredas, ciudades, villas, aldeas y caseríos, en verdadero itinerarios. Y se conoce su contorno, su topografía con cuestas, cuerdas, sopiés, hocinos, ríos, arroyos y lagunas, y hasta las querencias de las reses y las mejores paranzas, o sea puestos de armadas. Nuca hasta nuestros días, y con todos los instrumentos de nuestra civilización técnica, se había hecho un estudio tan completo y riguroso de la geografía venatoria, como ese de la baja Edad Media, que se recoge en el Libro de Alfonso XI”.
Hay constancia en las fuentes escritas que Alfonso XI estuvo cazando en los venatorios o cazadores antes comentados. De las cinco veces que Alfonso XI estuvo por esta zona para la batalla del Salado y la conquista de Gibraltar, solo en una, en 1340 no tuvo tiempo de cazar, ya que sólo estuvo cuatro días para la famosa batalla del Salado, aunque consta que acampó en las actuales vegas de B/CV. En 1333 estuvo dos meses y medio por la zona, dos años en 1344 y nueves meses en 1349 cuando murió de la peste negra en el asedio a Algeciras. En esas tres veces fueron frecuentes sus monterías por esos itinerarios descritos. Hay que tener en cuenta que la caza mayor   era un deporte, juego, recreo, práctica higiénica y sobretodo adiestramiento militar para Reyes y nobles, según definió en “Las Partidas” el Rey Alfonso X: “arte e sabiduría de guerrear e de vencer”. Algo de ese adiestramiento militar tuvo que quedar en el subsconciente de tantos mandatarios y poderosos que después de Alfonso XI frecuentaron esta zona para cazar. Otra consideración final que me gustaría destacar es la riqueza cinegética y faunística de la zona, ya no hay lobos, ni osos, ni inverna la grulla en la loma de su propio nombre en Casas Viejas..., pero debido a su posición estratégica y a un menor desarrollo económico que la región la zona sigue siendo un paraíso para los amantes de la naturaleza. Conocer este libro de montería de Alfonso XI escrito en la década cuarta del siglo XIV nos debe servir para aumentar nuestros conocimientos de la zona. Si profundizamos un poco, lo de que hace siete siglos hubiera por aquí osos no es una simple anécdota, ni curiosidad. Pienso que nos debe hacer reflexionar y reafirmar en nuestros deseos y convicciones de que conservar nuestra riqueza natural es la mejor forma de progresar. Como dijo Victor Hugo “Primero, fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales”

1 comentarios:

Diseño Web Cádiz dijo...

Esta información me parece muy interesante y practica para lo relacionado con este tema.