headerphoto

Vivencias, por Pilar Reyes Monroy

Sebastiana Reyes y Antonio Lino

Quiero contar algo que a mí me pareció bonito y lo quiero compartir con vosotoros. Yo cada siete semanas, me voy una a cuidar de mi madre que tiene 92 años, a veces no sabe muy bien lo que dice,  pero casi siempre está lucida, se acuerda desde que era niña. El otro día me contó como conoció a mi padre, José Lino Reyes Estudillo, me dijo que María Silva y ella eran intimas amigas y compañeras.   María por entonces salía con Antonio el hermano mayor de mi padre, pues los dos hermanos iban juntos y así fue como lo conoció. Le he preguntado a mi tía Antonia Monroy, que si ella se acordaba de eso, y me dijo que ella recuerda haber visto a mi madre  y a María  paseando por la Alameda, con el pañuelo al cuello con los colores morado, amarillo y grana, que según me decía mi madre, como en verso  era la bandera republicana.


También me contó mi madre… que mi abuela Sebastiana Reyes  en la guerra de 1936, iban las madres y las novias de los soldados que estaban en el frente a que les escribiera las cartas, pues por entonces casi nadie sabía leer ni escribir. Las mujeres iban a casa de mi abuela y les decían:" – Por favor Sebastiana léame la carta". Ya les llevaban papel y sobre para que les contestará a dicha carta, cuando mi abuela les preguntaba que les digo, la persona en cuestión le decía- "Póngale lo que usted crea". Así que mi abuela se convertía en la madre y novia de todos los soldados como si fuesen sus propios hijos. Según me cuenta mi madre mi abuela Sebastiana nunca hablaba a nadie del contenido de aquellas cartas. Y es que Sebastiana Reyes, mi abuela, era toda bondad de pies a cabeza, yo estoy orgullosa de ser su nieta.       

4 comentarios:

Fco. José Nieto Reyes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
un nieto e hijo que heredo esa virtud dijo...

Pues pienso y creo, que una parte tanto de nuestra abuela como de nuestra madre o padre o algunos de los nietos e hijos respectivamente hemos heredado esa virtud espero que cada uno busque y lo encuentre.

Anónimo dijo...

Anónimo Fco. José Nieto Reyes dijo...

Ya te dije Salus que no te iba a defraudar Pilar Reyes. Ella tiene un mérito enorme cada vez que escribe. Se supera a sí misma, pero en todo. Y luego hace la terapia de tantos "niños" de la post-guerra: saca las vivencias de aquellos años con elegancia y sencillez. Y si la tuvieras delante disfrutarías de su gracejo andaluz.Francisco José Nieto Reyes

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Hacía ya tiempo que no participábais la gente de Valencia. Ahí esta una buena parte de la historia de B/CV. Aprovecho para dar las gracias a la parte de la familia Reyes que colabora y participa en este blog y animo al resto de la familia benalupense valenciana para que manden comentarios, fotos, sugerencias o lo que quieran.