La asociación de Cabezas de Familias 2

Feliciano Rodríguez y Manuel Guillén protagonizan un incidente político al final del franquismo que indica que la situación política estaba cambiando. Dice Diego Caro: “Este ambiente fue el que explicaría lo que ocurrió en Medina en las elecciones municipales celebradas a finales del año 1973, que terminó con una impugnación de todo el proceso electoral por parte de algunos de los candidatos que se presentaron.
Era entonces alcalde Juan Sánchez y Sánchez y el conflicto se conocía públicamente en la sesión municipal del tres de febrero de 1974, cuando tenían que tomar posesión los nuevos concejales elegidos en una renovación parcial, por el grupo de cabezas de familias, por el grupo sindical y por el de las “entidades culturales y profesionales y económicas”. Entonces se conocía que dos de los candidatos que habían concurrido por el tercio de la representación familiar habían presentado un recurso ante el Tribunal de los Contencioso-Administrativo de la Audiencia de Sevilla, impugnado las elecciones municipales y que los jueces les habían dado la razón, anulando las mismas “por vicio grave de procedimiento”, que había podido alterar el resultado de la elección”. Por este motivo, no tomaban posesión los dos ediles que inicialmente habían sido proclamados concejales por este procedimiento viciado y meses después – a mediados de julio- los dos autores del recurso – Feliciano Rodríguez y Manuel Guillén- adquirían la condición de miembros del Ayuntamiento”. En el pleno del 3-2-74 se nombran a los nuevos dos concejales, que lo han conseguido tras recurso. Es decir, en principio, tras imposición del estado de derecho, pero la fórmula recuerda todavía épocas pasadas: “ se procedió a tomarles el juramento para lo cual se fueron acercando a la Mesa y ante el Crucifijo y los Santos Evangelios, pronunciaron la fórmula del juramento en la siguiente forma:”Juro servir a España con absoluta lealtad, al Jefe del Estado, estricta fidelidad a los principios básico del Movimiento Nacional y demás leyes fundamentales del Reino, poniendo el máximo celo y voluntad en el cumplimiento de las obligaciones del cargo de Concejal, para el que he sido nombrado. Contestándosele por el Sr. Alcalde a cada uno de ellos: Si así lo hacéis que Dios y España os lo premien y si no que os lo demanden”.
En ese mismo acto tomo la palabra después del alcalde, el concejal benalupense Nicolás Vela” ofreció la colaboración de todos en el trabajo en beneficio de todo el término municipal”. Estaba claro que la lucha era la consecución de un término natural y justo.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV