El proyecto de creación de Casas Viejas. Y 3

Pero el Ayuntamiento de Medina se opone al proyecto, la oligarquía ganadera que manda en el Ayuntamiento no está dispuesta a perder “nueve mil fanegas, las mejores tierras de todo el término, quedando con lo peor y menos a propósito”. Tras varios años de conflicto entre el Ayuntamiento y la Diputación, el fin del trienio liberal con la llegada de los cien mil hijos de San Luis también significó el final para este proyecto. Pero la llegada del Nuevo Régimen era impepinable y así poco a poco, pese a la oposición de la oligarquía asidonense se fue consolidando una población a base de asentamientos incontrolados e ilegales.
La población estaba formada básicamente por jornaleros asidonenses y sopacas malagueños. Los artesanos murcianos, valencianos o catalanes no vinieron. La exclusiva vocación agrícola de las tierras no fue absoluta, porque pese a los repartos de las suertes, estas fueron a parar a manos de pocas familias de terratenientes. El autor no acertó en el rumbo que a lo largo de la historia tomaría aquella población. Nada más lejos de la realidad que aquella frase de “en breve el tostado labrador beberá sin gran trabajo en la copa de la abundancia” Aquel proyecto liberal de 1821, basado en los principios de la Ilustración de la razón, la fe en el progreso y la certeza de que la felicidad se conseguía a través del dinero y del trabajo va a desembocar en un pueblo donde domina la gran propiedad, las injusticias sociales, políticas y económicas y escenario de grandes conflictos agrarios en el siglo XX. Así del 14 al 21 o del 31 al 36 los jornaleros protagonizaran grandes luchas campesinas reivindicando mejores condiciones de vida. Es el problema agrario que ha marcado la historia de España contemporánea y que en esta zona han ocurrido parte de los hitos más representativos. El paso del Antiguo Régimen al Nuevo no fue en Casas Viejas como había planificado este proyecto, la agricultura no se impuso claramente, la pequeña y mediana propiedad fueron barridas por la grande. Las condiciones de las que habla el cronista son objetivas y ciertas “Cuando se considera que el terreno es llano, situado en una de las más deliciosas latitudes de la tierra, que permitirá reunir el cáñamo de las regiones árticas con el algodón de las equinocciales; cuando se sabe que es abundante de buenas aguas, dividido casi a la mitad por un torno del río Barbate, cuando en fin se reflexiona sobre su situación entre dos emporios del comercio (Cádiz y Gibraltar)…”, sin embargo, el dichoso problema agrario, el hecho de que unos poco tuvieran muchas tierras y unos muchos ninguna, las pésimas condiciones de vida en que vivieron la mayoría de la población, los jornaleros, la dependencia económica que generaba estas condiciones, la dependencia política hacia Medina que le hizo crecer como pueblo en medio del abandono y el aislamiento… van a hacer que la consolidación de Casas Viejas como pueblo sea un proceso dificultoso, complejo y doloroso. De esa guisa está hecho este pueblo.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV