headerphoto

El cambio histórico

Fotografía de Hernández Pacheco, chozas de Casas Viejas 1914
El portavoz del PP Roberto Ríos ha publicado un artículo en el blog del Partido Popular "acerca del pleno de la renuncia del alcalde" que independientemente de que hay cosas con las que no coincido, así como de que partimos de posiciones ideológicas distintas, me parece que hay aspectos que son de resaltar por su idoneidad.
Pide por ejemplo a la nueva alcaldesa que: " ponga en funcionamiento el turismo en Benalup, que se ponga en marcha el camping del Celemín, que se abra el Tajo de las Figuras, que la Torre de la Morita sea un bien municipal, que se cree un itinerario de los Sucesos, que los chavales sepan que pasó y sepan los lugares donde ocurrió, y que cuando venga un turista no lo manden al bar de Ricardo a preguntar ( en Vejer los scout hacen de guía de la ciudad y les va perfectamente)". Me llama la atención que este tipo de reivindicaciones, a las que yo sumaría el reconocimiento a la labor de recuperación de nuestra identidad histórica por parte de Jerome R. Mintz, se hayan convertido en un punto de  coincidencia de la inmensa mayoría de opinión pública benalupense. Ya no se trata de reivindicaciones de un grupo de jóvenes que han estudiado o sienten amor por la historia, ni aspiraciones de algunos "picaos" de la historia local, sino que es una demanda general y popular. Las pruebas de ello abundan en el carnaval de años anteriores y me imagino que en el de este año, en muchos de los comentarios que pululan por las redes sociales y periódicos digitales o en muchas de las conversaciones diarias que menudean sobre el tema.
Fotografía de Serrano. Chozas de Casas Viejas 1933
Desde el 10 de octubre de 2008 lleva cerrada la cueva del Tajo de las Figuras y demás cuevas y tumbas antropomórficas del entorno. Lo mismo sucede con  los más de  diez dólmenes o túmulos que sacara a la luz Breuil a principios del siglo XIX que además de dinamitados se hayan ocultos a la mayoría de los interesados. No puede ser que la Morita, símbolo de nuestro sustrato histórico musulmán, con los pergaminos medievales existentes o con las huellas de regadío o molinos hidráulicos que se adivinan, permanezcan en el más recóndito de los silencios, aún en una fecha tan significativa como este año que se cumple el 1300 aniversario de la Batalla de la Janda. Tampoco es posible entender que no se atienda a las numerosas solicitudes de reconocimiento a la labor de un hombre como Jerome Mintz que nos ha dejado un tesoro en forma de miles de fotografías, dos libros y seis películas sobre nuestro entorno. Dichas solicitudes se han producido desde el ámbito familiar hasta el público pasando por las recomendaciones que un concejal del grupo hacía a principio de los noventa para que se reconociera institucionalmente la labor del “Americano”. Siempre la callada por respuesta, la misma que se le ha dado a ese rico patrimonio mentado que nos ha legado Jerome R. Mintz. El monolito que mal subsiste en la plaza de Los Jornaleros, mutilado, sometido a abandono y especulación, es otro ejemplo de esta dejación histórica que estoy comentando. Estamos ante el monumento que inauguró, o uno de los que empezó, este movimiento de la recuperación de la memoria histórica que en la actualidad tiene tanto éxito a nivel nacional. Lo mismo podemos decir del rico patrimonio fotográfico que existe sobre los sucesos de Casas Viejas, ya que se convirtieron en los primeros (o de los) hechos históricos que fueron sometidos a un espectacular seguimiento mediático, siendo estas fotografías las únicas huellas que quedan de aquello que se convirtió en la gran tragedia de la Segunda República. Y qué decir del tema de los BIC, ese proyecto terminado, pagado y amortizado que pasó al limbo de los justos no sabiéndose todavía la causa, cuando iba a convertirse en el proyecto pionero de la recuperación de lugares históricos de Andalucía. Con el tema de los Sucesos podríamos ejemplificar este abandono junto a otros, como el escaso interés en encontrar los restos de María Silva, el estado de dejadez del proyecto sobre la memoria en la calle Nueva ...

Si a estos ejemplos le unimos otros más relacionados con otros ámbitos históricos, que los hay, la totalidad se convierte en una actitud difícil de entender y necesaria de cambiar. No obstante, me parece más interesante incidir, anotar y llamar la atención en la generalización de la reclamación popular y masiva sobre la necesidad de prestar más interés y esfuerzo a nuestro patrimonio cultural e histórico.
Fotografía de Mintz.Chozas de Casas Viejas 1971
El clamor popular es tan intenso que más tarde o más temprano el desinterés y la desidia administrativa hacia nuestro patrimonio ha de concluir y tornarse en un conjunto de iniciativas que pongan éste  en concordancia con la atención, interés y afecto que desde fuera se ha visto siempre. Podemos citar casos como el de Breuil, Mintz, Hernández Pacheco o Brey por citar sólo unos pocos ejemplos. Como dice el refrán “nunca es tarde, si la dicha es buena” y ahora que se ha producido un cambio en la máxima autoridad municipal es un momento ideal para empezar a dar pequeños pasos que nos conduzcan a una valoración y difusión institucional de nuestro acervo histórico que hace ya mucho tiempo que mucha gente de fuera, y ahora también de dentro, reclaman con insistencia. Me parece que este cambio se producirá desde arriba o desde abajo, pero será. Al tiempo.

0 comentarios: