Sendero por la Sierra Momia. 2

Pero además este sendero por la sierra Momia nos sirve para realizar un análisis antropológico. Hasta los sesenta este bosque estuvo bastante poblado, hasta el punto que se le ha denominado bosque humanizado. La forma de vida que adoptaban sus pobladores no hacía ningún tipo de daño al bosque, lo que es conocido como el desarrollo sostenible, vocablo tan de moda en la actualidad y que consiste en  que la relación entre el hombre y el medio ambiente es simbiótica. Los cambios ocurridos en los sesentas están unidos a la consolidación de la gran propiedad y a la desaparición de la pequeña, aquella resultante de los sorteos o suertes en el XIX. Van desapareciendo los propietarios locales y aumentan los que no son del pueblo.
Esta última tendencia a la concentración de la propiedad, al absentismo, a la bunkerización  y al carácter foráneo está también relacionada con los cambios en los aprovechamientos. Al hilo de la desaparición del bosque humanizado desaparecieron el carbón, las pequeñas huertas, la explotación ganadera del cerdo, la oveja, la cabra, los pavos y otros animales domésticos. Se ha mantenido la corcha y ha ganado enteros el toro bravo y la vaca retinta (que necesitan poca mano de obra) y en especial, el animal protagonista de estos últimos años; el venado. Los grandes propietarios dedican progresivamente sus fincas a la caza introduciendo de forma extensiva el venado y últimamente el corzo. Pero las huellas que dejaron estos habitantes es patente. En nuestro itinerario veremos restos de cortijos, casas, casarones, alguna choza, antiguos huertos o hornos de pan por doquier.
En el primer tramo del itinerario las vistas al pantano del Celemín son preciosas, más tarde se compatibilizan con la del Barbate y luego se queda el pantano del Barbate como vista de pantano exclusivo.
El embalse del Celemín se encuentra entre la Sierra Momia y la Sierra Blanquilla, y su presa se apoya en los cerros Campanillón y Pico Puerto de Reyes. La construcción del pantano del Celemín, como del Barbate está relacionada con la decisión de desecar la Laguna de La Janda. La presa del Barbate está situada en el valle del río mismo nombre, aguas abajo de la confluencia de los ríos Alberite y Rocinejo, a pocos kilómetros de la costa del océano Atlántico. La construcción de estos dos pantanos ha sido una de las grandes transformaciones que ha sufrido la sierra en estos últimos cincuenta años. Se ven afectados no sólo el territorio inundado sino también aguas arriba y abajo del río. Los efectos directos de la construcción de los dos pantanos, el del Celemín en la década sesenta-setenta, el del Barbate en la década de los ochenta-noventa fueron bastante importantes, sobre todo por el polvo, el movimiento de tierras y la erosión generada. Pero los impactos mayores vienen con el embalse del agua, con la inundación de la tierra y la alteración del río aguas abajo. Era hermosísimo el paisaje que anegó el Celemín o muy  fértiles las huertas que inutilizó el pantano del Barbate. También son importantes los efectos indirectos del pantano como los caminos de acceso creados, las casas para los guardas, las líneas de electricidad, etc. No obstante, las transformaciones sufridas el valor de lo que queda es tan alto que nos invita a conocerlo y a conservarlo para que también lo puedan hacer las generaciones futuras.


Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV