headerphoto

¡Que nos quiten lo viajado! Los intercambios

Intercambio con Marruecos
Lejos
ve más lejos
y cuando creas haber llegado
no pares
siempre hay nuevas sendas por recorrer.
Anoche llegaron a Benalup Casas Viejas un buen puñado de estudiantes y profesores procedentes de Polonia, Finlandia y Escocia. Dentro del programa Comenius.  Estos alumnos y profesores extranjeros están aquí porque previamente nuestros alumnos y profesores han estado en esos lugares. Fue anecdótico que dos profesores que no se conocían de nada (Inma y Victoria), hablaban en inglés en un pasillo de un hotel de Finlandia y se dieron cuenta de que una era profesora del IES Casas Viejas y la otra había nacido aquí y había estudiado en este instituto, aunque allí estaba dentro del programa Comenius de otro centro. Este año es el 25 aniversario del IES Casas Viejas y con esta entrada doy por inaugurada esta sección.

Intercambio con Suecia
Todo centro de enseñanza es el punto de partida desde donde se toman las alas y las raíces necesarias para afrontar la vida de su alumnado. Si algo representan las alas son los idiomas y estos intercambios entre alumnos de diferentes nacionalidades son una estupenda ocasión para que el alumnado profundice en ese mundo del idioma tan necesario y del que tanto déficit hemos tenido históricamente. Los intercambios empezaron en el IES Casas Viejas en el curso 2008. Aquel año hubo uno con estudiantes marroquíes de Tetuán y Tanger y otro con la escuela sueca Gubbangsskolan. Este fue especialmente significativo, por la duración, 15 días en España y 15 días en Estocolmo, por la cantidad de alumnos participantes, 21 suecos y 21 españoles y por ser el primero de la serie de la  Asociación Bilateral Lingüística Comenius (Programa de Aprendizaje Permanente). Antonio Butrón, con su fuerza y su capacidad para las relaciones públicas y Rafael Castaño, con su profundidad y tesón fueron los líderes de este proyecto. Aunque no participé directamente en el viaje, (cedí mi puesto en el viaje a Estocolmo a última hora) recuerdo que al final de curso sí estuve en Roma con la mayoría de las alumnas, había algún alumno también, que habían intervenido en dicho intercambio.
Intecambio con Suecia. Primer año
Los profesores nos quedamos sorprendidos no sólo con el nivel de inglés que tenían, sino también con el desparpajo y desenvoltura que afrontaban sólas las diferentes situaciones que se presentan en una ciudad que no conocían. O sea que vimos en vivo y en directo los beneficios de este tipo de actividades. Al año siguiente se continuó con el intercambio con la escuela sueca. Este curso es el segundo en el que el IES Casas Viejas participa en otro proyecto Comenius, en este caso multilateral, donde participan cuatro institutos, que son, además del  nuestro, uno finlandés, otro polaco y otro escocés. Nuestro alumnado ya estuvo el año pasado en Finlandia y Polonia, mientras ahora nosotros acogemos a profesores y alumnado polaco, finlandés y escocés. La última visita, prevista para dentro de unos meses, será en Escocia, en la primavera, que es cuando mejor tiempo hace por allí. Este verano había en Nueva York cuatro personas de Benalup-Casas Viejas cuyo motivo de viaje era la ampliación de estudios; Adrián Castellet, Ana Vela, Rocío Moreno y Mónica Sánchez. O el mismo fin tuvo el viaje de estudios de este verano también de Xaviera o Cecilia.
Adrián y Ana en New York
Hay varias profesoras dando clase en Inglaterra (Juana Mari y Maria José), esta última en un centro muy prestigioso. Manolo Sánchez ha hecho su tesis en Alemania... Estos datos, que son solo unos ejemplos de una realidad mucho más amplia,  me parecen la ejemplificación perfecta de los avances que hemos obtenido en los últimos años y sobre la necesidad de abrirnos, conocer mundo y madurar al hilo de los tiempos modernos. Hubo un tiempo que hubo que dejar los espárragos y el trigo por los ladrillos de Torrent y Marbella. Y la calle Medina ya no les parecía tan grande como antes, sino todo lo contrario. Ahora el trabajo y la vida están en el mundo.  Estos intercambios son una buena experiencia y una buena manera de empezar a darle fuerza a esas alas que son tan necesarias para la vida.
Intercambio con Polonia

0 comentarios: