headerphoto

Bernardo Cózar

Ayer murió Bernardo Cózar Navarro, el maestro.  Muchos padres y madres de su colegio Tajo de las Figuras han decidido que sus hijos no entren a clase en el día de hoy como homenaje y reconocimiento a Bernardo y sus compañeros, en un gesto que nos hace más humanos a todos. Hay que dejar claro que todos los profesionales han permanecido en su puesto de trabajo  atendiendo a los alumnos que han permanecido en las aulas. No me apetece hacer un pots clásico laudatorio, conocía a Bernardo y sé que no era muy partidario de frases lacrimógenas y sentimentales.
Era seguidor de este blog y le gustaban mucho todos los pots relacionados con la naturaleza y con Jerome Mintz. Le había encantado lo que había escrito Thebussem Figúrate, lector, seiscientas hectáreas de terreno llano y arenisco pobladas de acebuches, chaparros, jarras, carrascas y palmitos; figúrate lagunajos, arroyos, zarzas, juncias, cañas y todas las variedades de maleza que producen los tartesios campos, creciendo hasta aprisionar las ramas de árboles corpulentos como sucede en los bosques de Australia; figúrate una torre árabe, alta, robusta, sólida y elegante, coronada con restos de carcomidas almenas; figúrate, por último, varias aceñas de arquitectura moruna que aprovechan las aguas de aquel terreno, sirviéndole al mismo tiempo de bella y pintoresca orla, y tendrás idea del campo de Ben-Halluz. En seis siglos de dominación no han podido el hacha y el fuego del cristiano esquilmar la finca y destruir las obras musulmanas. En Ben-Halluz siempre se admira el lujo de la Naturaleza y se recuerda siempre la dominación de los agarenos”
Siempre me contaba la tremenda importancia del americano para el pueblo y la ejempleficaba en que a él le trajo un libro de EEUU que lo había releído muchas veces. Lo tenía en su biblioteca dispuesto a enseñárselo a todo el que pasara por ella. Estaba muy orgulloso de ese libro y de la amistad de Mintz con su padre. Recuerdo lo contento que se puso cuando Manolo Guillén y yo le montamos una estrategia para regalarle en tamaño grande la foto de su padre en Palomino. Le encantaba la educación, la historia y la naturaleza, sobre todo la de su pueblo, por eso he hecho este pots con estas dos fotos que a él tanto le gustaban.

4 comentarios:

Manolo Cepero dijo...

Era un gran maestro y todavía mejor persona. Discreto, humano, sencillo,se llevaba bien con todo el mundo, no hay más que ver lo sentida que ha sido su pérdida entre sus compañeros.Los que tuvimos la suerte que fuera maestro de nuestros hijos sólo podemos decir cosas buenas de él. Queremos con estas líneas enviarle nuestro pésame a su familia y compañeros.
Manolo Cepero y Luisa

Angélica Ruiz dijo...

Era un magnífico profesor y un gran ser humano. Mis condolencias a sus seres queridos y compañeros .

ANGÉLICA RUIZ

Conchi Blázquez dijo...

Estimado Bernardo:
Muchas fueron las ocasiones en que con "el dichoso programa Séneca" tuvimos la oportunidad de hablar y unir nuestros intereses en ese mundo poco valorado, entendible y casi siempre incomprendido de la educación.
Permíteme decir a los tuyos que no estén tristes, que no te has marchado definitivamente, que estás en la habitación de al lado. Que sigues siendo tú.
Que lo que érais, los unos
para los otros, seguiréis siéndolo.
Que te llamen como te habían llamado siempre.
Que hablen de ti, como siempre
lo han hecho.
Que no empleen un tono diferente,
ni adopten un aspecto triste.
Que continuen riendo de lo que os
hacía reír juntos.
Que piensen y recen por ti.
El hilo no se ha cortado.

¿O es que piensan que estarás fuera de sus pensamientos simplemente porque estás
fuera de sus vistas?
No estás lejos, estás justo al otro
lado del camino.

Pensad en él como siempre lo habéis hecho,
y cuando queráis contarle algo... contárselo,
él os escuchará.
Se sentirá muy orgulloso de vosotros.
UN BESO. Conchi Blázquez.

Conchi Blázquez dijo...

Estimado Bernardo:
Muchas fueron las ocasiones en que con "el dichoso programa Séneca" tuvimos la oportunidad de hablar y unir nuestros intereses en ese mundo poco valorado, entendible y casi siempre incomprendido de la educación.
Permíteme decir a los tuyos que no estén tristes, que no te has marchado definitivamente, que estás en la habitación de al lado. Que sigues siendo tú.
Que lo que érais, los unos
para los otros, seguiréis siéndolo.
Que te llamen como te habían llamado siempre.
Que hablen de ti, como siempre
lo han hecho.
Que no empleen un tono diferente,
ni adopten un aspecto triste.
Que continuen riendo de lo que os
hacía reír juntos.
Que piensen y recen por ti.
El hilo no se ha cortado.

¿O es que piensan que estarás fuera de sus pensamientos simplemente porque estás
fuera de sus vistas?
No estás lejos, estás justo al otro
lado del camino.

Pensad en él como siempre lo habéis hecho,
y cuando queráis contarle algo... contárselo,
él os escuchará.
Se sentirá muy orgulloso de vosotros.
UN BESO. Conchi Blázquez.