headerphoto

163 años de diferencia. Y 3

Con la llegada de la democracia las ansias reprimidas de segregación de Benalup empezaron a vislumbrar que esta era posible. Después de las elecciones de 1983 tanto los políticos de Benalup como de Medina estaban de acuerdo en la segregación, el problema, como siempre, era el término. En un principio los vientos eran favorables a los benalupenses pues el Comité Provincial del PSOE celebrado en Los Barrios el 2 de julio de 1984 era favorable a las pretensiones benalupenses, pues su secretario provincial manifestó publicamente que era partidario de las dieciocho mil hectáreas. Siete años después la Segregación era una realidad pero con menos de seis mil, en este proceso las presiones de la población asidonense y sobre todo la participación de un nuevo grupo de políticos iban a ser fundamentales.
Sigamos a Diego Caro en su Historia de Medina Sidonia:" La sensación de ingobernabilidad que daba el Ayuntamiento, con todos los concejales socialistas de Medina fuera del Partido y la fortaleza que mostraban los ediles socialistas que residían en Benalup, por el apoyo que tenían en la dirección provincial del PSOE, terminaron provocando la inquietud en determinados sectores de la población, que empezaron a temer que el proceso de segregación se resolviera con el triunfo total del planteamiento que con respecto a la delimitación del término defendían los socialistas de Casas Viejas. Fue esta sensación de "estar solos" la que llevó a un grupo de asidonenses, de distintos sectores sociales y políticos, a crear al principio del verano de 1984 la que se llamó "comisión pro defensa del término municipal de Medina Sidonia", incialmente impulsada por los hermanos Salvador y Esteban García Cornejo y por Mariano Maeztu, y a la que poco después se unirían otros como José Higinio Maeztu, Antonio Bello, Mariano Herrera, Juan Cornejo o José María Bancalero, hasta alcanzar el apoyo de más de quinientos vecinos... el 6 de octubre de 1984 organizaban una manifestación, en la que participaban más de sies mil personas y que termianba en la plaza del Ayuntameinto, mientras que todos los comercios y establecimientos públicos permanecían cerrados durante las dos horas que duró la misma. Los manifestantes corearon gritos como "segregación sí, término no", mientras que Juan Cornejo, uno de los portavoces del grupo pro-término, que se dirigía a la multitud antes de que se disolviera, manifestaba que, "nadie ponía en duda los derechos de los vecinos de Benalup a autogobernarse", pero tenía que tenerse presente, "que el término" era de todos los asidonenses". Esta escalada de la tensión culminó en el famoso pleno de 22 de agosto de 1985. A partir de aquí, los acontecimientos viraron, la mayoría de este grupo ingresó en el PSOE, en Benalup se formó la CUB para las elecciones del 87 y tras un intervalo de tiempo de enfrentamientos los dos líderes, Cornejo y González Cabañas pactaron y se concedió la segregación con las escasas seis mil hectáreas aludidas. En otras entradas tendremos ocasión de extendernos en estos acontecimientos.
La confrontación de estos dos casos nos ejemplifica las dificultades de formación del pueblo y los impedimentos por parte de la población matriz. Se trataba de legítimos intereses enfrentados. Me parece que estas circunstancias son necesarias conocerlas si queremos comprender la situación actual de Benalup-Casas Viejas.
Dicen que unos científicos quisieron experimentar en los gusanos de seda. Una vez que estos están dentro del ovillo se convierten en mariposas, donde deben salir trabojosamente, tras lento aleteo para romper el ovillo y salir al exterior. Bien, se pensó que facilitándoles la tarea, cortándoles con unas tijeras el ovillo, las mariposas serían más felices. Ocurrió lo contrario. Murieron todas las del experimento. Pues al elimarle el esfuerzo no habían adquirido la fuerza suficiente para superar los obstáculos venideros. La metáfora es clara. En este pueblo las dificultades de formación han sido tantas, que también son muchas las esperanzas en superar los obstaculos que se presentarán en el futuro. De penurias e impedimentos está este pueblo demasiado bien versado.
La foto es del Diario de Cádiz

0 comentarios: