Más de sesenta años esperando una carretera. 1


No tengo muy claro si las deficiencias en las infraestructuras son la causa o la consecuencia del menor grado de desarrollo en comparación con el entorno. Habrá que convenir que hay un poco de todo. Puede resultar un poco contradictorio que pese a   la posición estratégica del entorno, a estar en la puerta de África, en el centro de la provincia de Cádiz, a la existencia de numerosos e importantes nudos de comunicación a lo largo de la historia (cañada real y calzada romana de Casas Viejas a Facinas por ejemplo)… sin embargo, en la historia contemporánea la zona de Casas Viejas se ha caracterizado por sus malas y escasas vías de comunicación. Un ejemplo claro de ello es la carretera que la une con Medina que empezó a solicitarse desde la década de los setenta del siglo XIX.

Dice El Sol periódico madrileño 27 de agosto de 1924: “Casas Viejas, aldea enclavada en el partido judicial de Medina Sidonia, consideró, hace cincuenta años, que le hacía falta una carretera para ponerse en comunicación con la capitalidad del distrito. Y para no perder tiempo comenzó las gestiones con el fin de que los Poderes públicos, dándose cuenta de la utilidad de la carretera, dieran las órdenes oportunas para su construcción, una vez cumplidos los trámites burocráticos.
Parece que los vecinos de Casas Viejas habían comenzado a perder la esperanza, en vista de la lentitud con que camina la Administración española. Cincuenta años de espera es tiempo suficiente para desesperarse. Pues no se han desesperado. Se limitaron a creer el sueño un poco irrealizable. Hoy, contaminados por el optimismo que tienen los pueblos respecto a la posibilidad de que se verifiquen obras públicas en una cuantía importante, Casas Viejas ha resucitado el proyecto y toda su ejecución.
Dicen, al recordar la historia de la carretera de Casas Viejas a Medina Sidonia que el término municipal y la tierra próxima tienen una riqueza en corchos, carbones, maderas, etc, etc, y que esta vía de comunicación será una arteria de un valor incalculable para el desarrollo de aquella riqueza.
Dista Casas Viejas de Medina Sidonia diez y nueve kilómetros, y, construyendo los treces kilómetros que medían desde el ventorrillo La Cabrala a la carretera de Arcos a Vejer, estaría resuelto de momento el asunto, sin perjuicio que más tarde se construya la parte de la carretera que ha de conducir a la sierra.
Esta petición que hacen los vecinos de Casas Viejas no está en vano, antes por el contrario, viene a robustecer el informe que han elevado a la Jefatura de Obras públicas de la provincia de Cádiz los vecinos de aquellos para que se construya el mayor número de obras públicas con cargo al actual Presupuesto.
Nos parece digna de atención la demanda que hacen los vecinos de Casas Viejas. Si la carretera no tuviera importancia, que la tiene, y mucha, bastaría el alto ejemplo de resignación dado durante cincuenta años para que la carretera se construyera, si es posible, en el plazo de cincuenta días”.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5