headerphoto

Los fines recientes del Monasterio del Cuervo. Y 4


Urge que negocien rápida y eficazmente las administraciones que les competa (Ayuntamiento de Medina, Junta...) para que se pueda volver a visitar, de forma ordenada, dicho Monasterio. Está claro que estamos ante una propiedad privada, que el uso actual es de vivienda particular, incluyendo todas las comodidades del momento. También tengo claro que la propiedad privada en nuestro actual ordenamiento constitucional es sagrada. Pero además de que no sabemos si el uso particular se va a consagrar o va a ser sustituido por otro (hotel, balnerario….), hay que tener en cuenta que se trata  de un monumento natural e histórico de tal magnitud que su disfrute no puede ser restringido a unas pocas personas, según contempla la legislación vigente.
No sólo es el único desierto eremítico carmelitano conservado en Andalucía, sigue poseyendo la indiscutible riqueza acuífera de la Garganta de El Cuervo que les permitió a los monjes convertirse en un destino turístico de primer orden en el siglo XVIII, sino también por su riqueza y diversidad medioambiental se ha convertido en una de las joyas de la corona del patrimonio histórico y natural de la provincia de Cádiz. Como dice Rosario Frenadillo “No sólo la buena conservación del monasterio con su variedad de estructuras subordinadas: molino, ermitas y fuentes, sino también la innegable belleza del paraje natural con el que se mimetizan, componen los ingredientes para producir el especial atractivo del conjunto”. En estas circunstancias sorprende que hasta la fecha realmente ningún organismo oficial haya querido involucrase en su recuperación pública. Tenemos en el entorno muchos monumentos declarados BIC, pero el Monasterio del Cuervo aún no lo es.  En el BOJA de 22-8-2002 podemos leer :”ANUNCIO de la Delegación Provincial de Cádiz, por el que se somete a información pública el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, categoría Monumento, a favor del Monasterio San José El Cuervo, situado en Benalup…” pero la declaración que yo sepa, por las noticias que tengo, no ha llegado a concretarse. ¿Alguien se lo explica?
Por otra parte, el Monasterio ha tenido tradicionalmente una relación muy estrecha con la población del entorno, bien para instalar una choza o un horno de carbón, o una ermita, o coger setas, o hacer campismo, enterrar sus muertos, hacer senderismo... Es, únicamente, a partir de 2003 cuando se cierra a cal y canto para que la población no pueda disfrutarlo en sus diferentes vertientes (igual que el Tajo de las Figuras o la Morita..., no sé si somos conscientes de que en este aspecto vamos como los cangrejos, hacia atrás). Forma parte de un entorno, de un medio y no me parece ni ético, ni lógico, ni estético que se le de un fin determinado sin tener en cuenta al biotopo al que pertenece. En torno al patrimonio hemos perdido muchas batallas, casi la guerra, ligado a ese proceso de apropiación ocurrido en esta zona, a la consolidación reciente de la propiedad privada, incluso sobre bienes que por sus características especiales deberían ser públicos. Me parece que la batalla de la información, la de la opinión pública, es la que nos queda y no se debe dejar que se vuelva a perder. A la altura de película que estamos no se le puede dar la espalda a una población que quiere disfrutar de "el valle solitario nemoroso y el arroyo sonoroso de la Garganta del Cuervo, con las hermosas ruinas del monasterio y de los eremitorios emboscados en ambas laderas…pateando desde el puerto del Moro o la pasada del Helecho al puerto del Viento y cancho de los Venados, o desde la cuerda del Alisoso al puerto de la Cebada, pesquisando paso a paso el viejo y frustrado desierto cenobítico-eremítico, que no anacorético." (Luis de Mora Figueroa). Y es que como reza en el escudo de la orden Carmelita todavía en la fachada del Monasterio: "MEMENTO FINIS" (Acuérdate del fin).
Este magnífico vídeo lo he encontrado en you tube subido por Asidona(Antonio Orellana Berrocal). Recomiendo lo veáis hasta el final.

0 comentarios: