headerphoto

La percepción fatalista del entorno

Vista general del Campo de Golf. Foto Chori. 2011
Hay un grupo de facebook en Medina Sidonia que va sobre la historia de ese pueblo en fotos. En menos de un mes tiene ya 805 miembros. Lo utilizo bastante, para poner fotos de Mintz sobre Medina, divulgarlas y de paso averiguar de que calle se trata o que personas aparecen.
Vista general de lo que hoy es el campo de golf. Foto Mintz. 1971
Es otra magnífica idea de las que nos tiene acostumbrado el inquieto Miguel Roa. En Benalup-Casas Viejas Nicolas Chori, no menos activo e inquieto, ha hecho otro grupo de facebook. Se llama Benalup Casas Viejas desde las fotos.

Vista general de lo que hoy es el campo de golf. Foto Mintz. 1971
También ha tenido una gran aceptación. Una de las fotos que se ha mostrado en ese grupo es la primera que aparece en esta entrada, del ya citado Nicolás. Inevitablemente surge la comparación con la segunda, tercera y cuarta cuyo autor fue Mintz, siendo reveladas en mayo de 1971.
Vista general de lo que hoy es el campo de golf. Foto Mintz. 1971

Luego vienen las fotos aéreas, que son de Juan David Guzmán Muñoz, aunque el no era el piloto del avión desde el que se hicieron. Estas fotos muestran como ha cambiado el pueblo en los últimos cincuenta años. Hemos pasado del casarón y las chozas a un desarrollo urbanístico que pretendía ser de alto nivel. Aunque el cambio ha sido espectacular, hay dos espadas de Damocles; el presente y el futuro tienen demasiados nubarrones sobre ellos como para lanzar las campanas al vuelo y sumergirnos en un optimismo barato e inocuo. Por otra parte, los cambios han sido tan vertiginosos y rápidos que no ha dado tiempo a digirirlos adecuadamente, de tal forma que no valoramos en su medida la riqueza patrimonial, natural e histórica, que atesoramos todavía.
Foto aérea. Benalup de Sidonia 1956

Me parece que no equivocamos si optamos por el cualquier tiempo pasado fue peor o mejor, fue anterior y punto pelota. Y lo que hay que hacer con el pasado, lo mismo que con nuestro patrimonio natural es defenderlo y valorarlo en su justa medida. Me explico.
Siempre ha habido una percepción fatalista del lugar. En este pueblo no hay nada, es un pueblo nuevo, aquí no tenemos patrimonio, ni monumentos... En la película carnaval de pueblo de Jerome Mintz realizada en 1982, el relojero a modo de presentación decía: "Este pueblo se llama Benalup, un pueblo de 5000 habitantes, es un pueblo aburrió, un pueblo de poca industria, en fin un pueblo aburrio, que hay poco que hacer, tenemos dos o tres fiestas... un pueblo muy aburrido, muy chico... aquí la industria está perdía, aquí no hay trabajo, esto está perdio... Este es un pueblo muy pequeño, aquí no hay trabajo, un pueblo antiguo de poco trabajo. El personal escasea de lo imprescindible, buscan una peona pa llevar pan a su casa... de un pueblo pequeño no se puede sacar otra cosa...". Este fatalismo es creado por los poderosos y aceptado por los más débiles. Unos salen ganando y otros salen perdiendo. Esta baja autoestima generalizada contrasta con lo que opinan muchos de los foráneos que visitan el pueblo.
Foto aérea Benalup de Sidonia 1978
De él y de sus gentes se enamoraron estudiosos como Hernández Pacheco, Breuil, Mergelina... cuando lo visitaron a principios del siglo XX al hilo del descubrimiento del Tajo de las Figuras o Jerome Mintz en los sesenta, que hizo de Benalup Casas Viejas objeto de sus estudios antropológico dejando para la posteridad unos tesoros en forma de libros, películas o fotografías que no tienen la mayoría de los pueblos de España. El hecho de que promotores como Ricardo Arranz (que ha adquirido el Monasterio del Cuervo), Bernard de Bor (promotor del campo de golf e instalaciones anexas) o Miguel Ángel Fernández (propietario de Utopía) se fijen en estos lugares para instalar posibles negocios de alto "standing" hotelero confirma el error en que se encuentran aquellas personas que todavía tienen una visión fatalista del lugar.
Foto aérea Benalup-Casas Viejas 1998
Sería necesario que los que vivimos aquí fueramos los primeros que valorásemos nuestro hermoso y rico patrimonio natural e histórico. Es el camino para cambiar una concepción fatalista de la vida que a los que más ha perjudicado es a los que la han impuesto, aceptándola sin más, resignándose a no luchar contra ella. Hay gente que lleva toda su vida viendo venir a extranjeros a visitar las Cuevas del Tajo de las Figuras, a cazadores de la alta sociedad española a pegar tiros a esta tierra o a curiosos de alto nivel intelectual a estudiar nuestro pasado y medio natural, por poner sólo tres ejemplos, y siguen pensando que aquí no hay  nada digno de valor. Nos sobran los motivos para valorarnos mejor de lo que lo hemos hecho hasta ahora, sentado las bases, de paso, de un desarrollo endógeno y sostenible del lugar.
Foto aérea de Benalup-Casas Viejas 2008

0 comentarios: