La Guerra Civil en Benalup de Sidonia. La victoria. Incompatibilidad de caracteres. 2

Dice Mintz: “En cuanto a Sopas, los hombres en prisión continuaron considerándolo como un buen compañero que había tenido la suerte de poder escapar. Tampoco los anarcosindicalistas encarcelados consideraban a Sopas como parte de un complot cuidadosamente diseñado por los capitalistas, el clero… Sopas.- Marché andando a Cádiz, aunque sin disfrazarme de cura. Me escondí en Cádiz en el hotel de un amigo que era un diputado socialista en las Cortes. El escritor Eduardo De Guzmán vino a verme. Apuntó todo lo que le dije. Yo estaba en contacto con la CNT. Me encontraron trabajo. El comité de prisioneros de Cádiz me puso en un barco dirigido a La Gudina, en Galicia. Ellos me protegían. Allí estuve un año trabajando de camarero en una cervecería. De allí fui a Badajoz, donde trabajé de contratista de carreteras. Tuve varios empleos en Zaragoza, Bilbao… por toda España. Lo puedo explicar en dos palabras. Todo lo que ocurrió se debió a la ignorancia y al deseo… La República era una oportunidad de hacer algo bueno, pero había perdido”
Por su parte Suárez lo tiene muy claro: “Los hechos demuestran que lo hicieron los anarquistas financiados por las derechas y va el ejemplo. Los que atacaron al cuartel donde hubo víctimas por qué no han sido molestados por el régimen fascista, cuando tantos obreros mataron que en nada habían intervenido. Y el dirigente culpable de todo según demuestran los hechos, ¿quién le financió el viaje para trasladarse a Logroño? Vestido de cura. ¿Quién le pagó su instancia allí?. Esto no lo podían hacer los obreros, cuando no tenían dinero para comer ellos”.
Cuando llega la guerra, Sopas desde Jerez y Suárez desde Casas Viejas se dirigen por la Sauceda hasta Jimena. Ya no se enfrentan entre ellos, sino que los dos deben huir de la España Nacional para conservar la vida. Como buenos gestores que son, ambos trabajan en las colectividades de la republica. Sopas termina en la de Daya Vieja, Alicante, de inspiración anarquista y Suárez en la zona de Madrid de inspiración socialista. Aunque Suárez va a pasar la guerra sólo con su sobrino Paco Estudillo y Sopas se rodea y es visitado por muchos anarquistas de Casas Viejas, ambos inteligentes, trabajadores y tolerantes ayudan a todo el que pueden, independientemente de la adscripción política.
En el sumario de Juan Sopas se puede leer una declaración de los Hermano Antonio y Tomas Martínez Campillos de Daya Vieja y afiliados a Falange: “Que conoce a Juan Rodríguez Guillén el cual durante la dominación marxista observó una conducta intachable y buenísima por todos los conceptos, no maltrató ni de obra ni palabra a nadie, durante el tiempo en que hermanos de los que certifican estuvieron encerrados por los marxistas el citado Sr Rodríguez Guilén les buscó comida e hizo por ellos todo cuanto pudo y se comprometió a todo, ante las autoridades rojas, para que nuestros hermanos pudieran comer…no se le vio nunca con armas de ninguna clase y por último los que certifican creen firmemente que el mentado Sr. Rodríguez Guillén es incapaz de
Robar a alguien, lucrarse en algo o simplemente hacer mal a nadie”
. De poco le iban a servir estos testimonios a favor, ante la inquina que se le tenía por el hecho de no haber sido detenido después de los Sucesos.
En la fotografía de arriba Juan Rodríguez Guillén, alias Juan Sopas

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV