El estraperlo del pan. Y 2

Se imponía una realidad económica por decreto, la realidad aparecía en forma de mercado negro o estraperlo, donde se podían comprar los productos, en nuestro caso el pan, que el mercado oficial no ofrecía, eso sí al doble o el triple de su precio tasado. Así había una doble realidad, un mercado con precios tasados y otro con precios mucho más altos debido a la carestía y la persecución.

El pan se convirtió en producto rey del estraperlo por dos cuestiones fundamentales, por ser artículo de primera necesidad, al ser un bien inferior que aumenta su consumo cuanto menores son los niveles de desarrollo económico y por los beneficios que generaba. El estraperlo fue un gran negocio para los productores que dispusiesen de los medios necesarios para participar en él con seguridad y garantías mínimas: almacenes, medios de transporte,  puntos de venta… y por supuesto, la aquiescencia del régimen. Por eso, en la documentación no encontramos nunca sanciones o requisas a grandes productores, si a pequeños estraperlistas o molineros maquileros, los eslabones más débiles de la cadena.
En escrito de 25-2-1942 dice el alcalde de Medina: “El Excmo Sr. Gobernador Civil me dice que los 95 kilos de harina intervenidos al vecino Juan Acedo Utrera y depositados en la Alcaldía Pedanea de esa Aldea se entregue a un industrial para su elaboración por la cartilla de racionamiento”  En otro del mismo alcalde pero de fecha 23-1-1942 dice: “El Sr. Fiscal Provincial de Tasas… pone a mi disposición 129 kilos de trigo intervenidos al vecino de Vejer Francisco Santos Ceballos y dos más, cuya mercancía se encuentra depositada en la Alcaldía pedánea de Benalup de Sidonia.- Dicho cereal lo entregara V.S. a un industrial para su molturación y elaboración, el cual dará cuenta a la Junta Harinera Panadera de la cantidad de harina resultante, para su deducción del cupo correspondiente, y el importe de la misma será ingresado en la Cta Corriente que la Fiscalía Provincial tiene abierta en la sucursal del Banco de España de esta Capital”.
Otro también del alcalde de Medina y también dirigido al pedáneo de Benalup de Sidonia, con fecha de 10 de septiembre de 1941 dice: “El Sr. Fiscal Provincial de Tasas pone a mi disposición 137 kgs de trigo intervenido al vecino de esa Francisco Mateos Mera y depositado en la Alcaldía pedánea de Casas Viejas.- Dicha mercancía la entregará a un industrial para su molturación y elaboración y el pan lo distribuirá entre obreros agrícolas. El importe del trigo será ingresado en la c/c que la Fiscalía Provincial tiene abierta en la sucursal del Banco de España de esta Capital…”
Pero el sector donde más persecución hubo fue en los molinos maquileros, ya que hay dirigían su molienda los pequeños agricultores. Eso será objeto de una próxima entrada.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV