headerphoto

Presentación del libro Medina Sidonia durante la Guerra de la Independencia

Ayer estuvimos en la presentación del libro de Jesús Romero Valiente Medina Sidonia durante la guerra de la independencia. La Asociación Brezo y Castañuela acudió en pleno, en asamblea. Teatro Miguel Miura hasta los topes. Vi gente de todas las sensibilidades políticas y un apoyo claro y nítido del Ayuntamiento. El libro está compuesto por dos tomos, con 1169 páginas, muchos documentos inéditos, muchas láminas del autor y muchas aportaciones historiográficas. De Casas Viejas hay bastantes referencias en el libro: varias acciones de guerra (hasta cuatro he localizado por ahora), muchas menciones al término, a las fincas, un problema que

hubo con la formación de la Milicia Honrada, las posesiones del duque y un largo etcétera. Ni qué decir tiene que recomiendo vivamente la compra del citado libro.
Han sido muchas las veces, se pueden contar por decenas, que he coincidido con Jesús en el Archivo de Medina Sidonia. La verdad es que en muchas ocasiones me preguntaba que a quién le podría interesar lo que decía el acta capitular de 12 de marzo de 1812, por poner un ejemplo, o un documento de un archivo de París. Mientras que yo buscaba documentos relacionados con Casas Viejas, Jesús y algún ayudante, fotografiaban documentos y documentos para luego en casa transcribirlos, analizarlos, incorporarlos... Ayer cuando llegamos al teatro y nos mandaron a la parte de arriba, porque abajo estaba lleno, cuando observaba cómo durante hora y media la gente escuchaba nombres como Antonio Begines de los Ríos, por poner otro ejemplo, o cuando esperaba en las dos larguísimas colas que se formaron para adquirir el libro, me alegraba del fruto de las horas, horas y horas de ese erudito paciente que es Jesús Romero dedicadas a este libro. Ahora que veo tantas tempestades por la siembra de vientos, también observo trigo, mucho trigo y me acordaba de eso de que las palabras conmueven y los ejemplos arrastran. Además me alegraba por él y por Medina, y por Casas Viejas y por todos, y por la cultura y por la libertad. Por cierto, esas dos  últimas palabras fueron las que utilizó el alcalde Manuel  Fernando Macías en su intervención que fue dos veces buena, como diría Gracián.
 Las fotos 2,3 6 4 son de Eugenio Ortega. Gracias.

0 comentarios: