Los inicios del Casas Viejas. Stop.

Me convence Ana Alcina, una de las coordinadoras de este boletín, me pide que escriba medio folio sobre el inicio del IES Casas Viejas. Entiendo que más que un artículo me está pidiendo un imposible, si acaso un telegrama.  Entiendo que el texto debe incluir que el primer jefe estudios de la sección, también  era alcalde pedáneo, hablamos de Francisco González Cabaña. Que ambos, instituto y pueblo, dependían de Medina y que ambos progresivamente fueron independizándose y haciéndose más grandes. Que los seis primeros años utilizamos prestadas las instalaciones del Tajo de las Figuras cuya comunidad educativa, representada por su director Leonardo Ruiz Estudillo, nos prestó ayuda, colaboración y subsistencia. Que al instituto se decidió, gracias a la actuación activa del alumnado, ponerle el nombre de Casas Viejas y que al pueblo en el 98 el alcalde González Cabaña consiguió que se le agregara a Benalup independizado del Sidonia el topónimo de Casas Viejas. Que ambos, municipio y centro educativo, han colaborado en la independencia económica, política y cultural del pueblo desde su autonomía, respeto y libertad mutua, aunque a veces haya costado  sangre, sudor y lágrimas. Que cada centro educativo es un mundo y éste se llama Casas Viejas y fue creado en una fecha tan tardía como 1987 sobre la base de una de las historias  más tristes de la historia de España y de la
humanidad. El telegrama tiene que incluir también que hubo un momento en el que el pago de la deuda histórica, la constancia de tanto tiempo bajo el yugo político y económico de los más insensibles y poderosos, la evidencia de tanto tiempo sin los equipamientos mínimos entre los que destacaba la inexistencia de un centro de enseñanzas media, se mutó por un crecimiento tan acelerado e insostenible que estuvo a punto de hacernos olvidar quienes éramos, de donde veníamos y a donde íbamos. Pero ese telegrama que me pide Ana tiene que incluir también que para saber cómo y por qué somos los que somos, que para que entendamos que esta tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo a nuestros hijos, que para interiorizar que tan necesarias son las raices como las alas y que para adaptarnos a la cualificación necesaria que impone la crisis actual y el futuro, hoy el IES Casas Viejas es tan importante y necesario como hace 24 años cuando empezó a crearse. En este proceso continuo y siempre inacabado de formación en el que vivimos permanentemente, el año que viene será un momento adecuado para aspirar aire, conocernos mejor y tomar impulso para encarar las tres variables de una misma esencia; el tiempo. El pasado, el presente y el futuro de nuestra comunidad pasan por este Centro cuya significación y origen he pretendido encerrarlo en un telegrama de medio folio (como anticipaba, era misión imposible, me he quedado en un tres cuartos). Curso 2010-11. Stop. Celebración 25 aniversario del Casas Viejas. Stop. Espero que se pueda celebrar. Stop. como la ocasión  merece. Full Stop.
Este artículo fue escrito por mí para un boletín del IES Casas Viejas que luego no ha sido publicado. Lo transcribo íntegro y literal. Las fotos son de 1987, de la página web del IES Casas Viejas.

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV