Arcadi Espada y Casas Viejas

“…Las dos posibilidades de derruir la memoria, bien con el silencio… quise ver la modalidad de Casas Viejas en vivo y en directo… No es una anécdota graciosa, si se piensa en los licenciados en Historia que barren suelos. Sí es una buena metáfora para saber dónde deposita la izquierda sus vergüenzas… En las traseras del hotel hay una suerte de construcción moderna hecha de metales y rastrojos, que acaso quisiera evocar la choza. Pero ningún texto, placa o lápida alguna, identifica el propósito… Algo interrumpido, castrado, avergonzado, eso parece. Anduve infatigable. Ni rastro en Benalup-Casas Viejas de la matanza. Ni un túmulo. Ni un nombre en una calle… Le pregunté dónde podía servirme un poquito de historia. Incluso con un poco de memoria me conformaría. Me miró. Me vería muy afectado. Se rió. Y con lógica indescriptible me dijo: —En el bar de Ricardín”

Arcadí Espada es columnista de El Mundo y, profesor de Periodismo en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Es de esos periodistas de mucho prestigio y acción. Me da la impresión que es de los que ahora mismo está en la cresta de la ola.Tengo que confesar que escribo todavía bajo los efectos de la sorpresa, admiración y  alegría que me ha producido este artículo. Lo que sostiene Arcadi se puede decir más alto, no más claro. Le ha bastado una visita a Casas Viejas, una sola visita para describir, analizar y denunciar la forma en la que se ha derruido la memoria en este lugar emblemático. Allá por el 83 en el cincuenta aniversario de los Sucesos se hicieron una serie de actos, entre los que destacaba un monolito con versos de Miguel Hernández incluidos, que se colocó en la Alameda y hoy está arrinconado fuera de los "circuitos turísticos", en la plaza de Los Jornaleros. Aquel cincuenta aniversario está considerado como el pistoletazo de salida de todo ese movimiento por la recuperación de la Memoria Histórica. Me hubiera encantado haber hablado con Arcadi. Le hubiera dicho que estoy totalmente de acuerdo con su impresión, pero que es más todavía, que el monolito conmemorativo del cincuenta aniversario ni está bien ubicado, ni adecuamente tratado y que las veces que se ha intentado su vuelta al lugar originario han sido respondidas con autoridad e indiferencia. También le hubiera dicho que hay un proyecto estrella de la Junta Andalucía sobre los sitios de la memoria, que aquí se realizó un costoso y trabajoso proyecto sobre ellos y que cuando todo estaba gastado y realizado, se hizo mutis por el foro y se aparcó. Me hubiera gustado contarle que hay gente en el pueblo  que cree que en torno a los Sucesos se podría hacer mucho más de lo que se hace, y  más cosas. En definitiva, me hubiera encantado darle las gracias. Es una situación que llevamos mucho tiempo padeciendo, que la tenemos delante de nuestros ojos, tan cerca de nuestra cara que nos hace daño y que se hace tan habitual que a veces pasa hasta casi desapercibida. Si viene alguien de fuera como él y de una sola mirada la visualiza y la divulga,  te da esperanzas. Es una guerra esta de la recuperación de los Sucesos para el pueblo  que el día a día  te  hace tener la sensación de que está perdida pero a veces, como decía Machado, "con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido". No pude hablar con Arcadi, pero sí escribir esta entrada. No es lo mismo, pero es casi igual.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pues ni sorpresa ni alegría.

Como benalupense me avergüenza y duele que nuevamente nos dejen con el culo al aire (a las autoridades locales los primeros, que no lo olviden: son ellos los que deberían tirar de ese carro) en cuanto al grave descuido respecto al episodio de los "sucesos", en cuanto a la desmemoria histórica en la que insisten e inciden desde hace años.

Lo que se ha hecho (para no faltar a la verdad algo se ha hecho, sobre todo publicaciones, amén de castillos en el aire), nunca se ha hecho desde una firme convicción y concienciación histórica local. Se ha hecho parcheando, para quedar bien de cara a la opinión pública, para salir del paso, para acallar el ruido mediático del momento... En definitiva, sin el pensamiento y la intención de perdurar ni calar ni concienciar a las generaciones benalupenses anteriores y venideras, ni sacarle partido cultural y social (o, siendo mas prácticos, turístico y económico).

Y cuando se ha conseguido, ha sido flor de un día, por ejemplo: la obra de teatro; que se debería representar todos los años para que actúen en ella cuantos más benalupenses mejor y la vea cuanto más público mejor. Por ejemplo: la Fundación Casas Viejas 1933, buena herramienta para ineficaces mecánicos.

Pero lo cierto es que lo que cuenta Espada es lo que hay, lamentablemente, ni más ni menos: ausencia de rastro sobre el terreno, desinformación y, lo peor, ausencia de memoria y conciencia.

Ojalá se hubiera encontrado con una sala de exposición permanente con las fotografías que existen de los "sucesos" (las de Sánchez del Pando y Serrano que son propiedad del ayuntamiento, entre otras). O con el material de Jerome Mintz (¡sí, otra vez Mintz!), que está a la espera de que el Ayuntamiento se interese de una vez por todas por su obra y se le de el valor y el lugar que le corresponde. O con otra sala con estudios históricos y antropólogicos, donde se recree la choza de Seisdedos, el contexto histórico nacional y local... y donde se pueda consultar la abundante bibliografía, prensa de la época y material gráfico que existe sobre los "sucesos".

Pero para eso hace falta convicción y voluntad política; y tristemente (cómo me duele decir esto) el rescoldo lleva mucho tiempo apagándose.

Fran Sánchez

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV